SOFÍA ROSALES: UNIVERSITARIA EN LA ONU

Daniela Sandoval.

Con tan sólo 20 años, Andrea Sofía Rosales Vega fungió como embajadora de México ante el mundo. Se convirtió en la primera mujer mexicana en ganar el Global Youth Climate Video Competition 2018 y, con ello formar parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tuvo lugar en Katowice, Polonia.

El activismo ambiental de la estudiante de la licenciatura en Relaciones Económicas Internacionales de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México, le permitió participar en este evento internacional y ser testigo de una gran diversidad cultural.

Para mí fue un proceso muy extraño porque cuando vi la convocatoria, las bases eran muy sencillas entonces yo estaba en una asociación en la que se estaba llevando a cabo un proyecto que cumplía con las características, yo había sumando una gran parte que era un esquema de economía circular. La verdad es que yo no tenía idea de la dimensión del concurso hasta que estuve allá

Recolectar tapas de plástico y envases de PET llevó a la estudiante mexiquense a traspasar fronteras, a pesar de que sus padres se oponían a la idea de que Andrea Sofía realizara activismo en favor del medio ambiente.

Me encanta estar haciendo voluntariado me acuerdo que mis papás me decían, pero qué vas a hacer con eso solo estás perdiendo el tiempo y para mí no ha sido una pérdida de tiempo y creo que he invertido mi tiempo de la mejor forma porque se han visto resultados

La universitaria formaba parte de la Organización No Gubernamental “EcoUrban”, en la cual se desarrolló el proyecto “Una tapa por una vida”, cuya misión era convertir las tapas de los envases de PET en ayuda económica para niños con cáncer. Además, las botellas que recolectaba eran utilizadas para manufacturar playeras a base de este material.

UNA INICIATIVA A NIVEL MUNDIAL

No obstante, la alumna de la Facultad de Economía tenía un objetivo: difundir su proyecto a lo largo y ancho del Estado de México pero su participación en la Convención de la Organización de las Naciones Unidas, le permitió posicionar su iniciativa a nivel mundial.

Y hubo una pequeña premiación en la que estuvo en doctor Bertrand Piccard, que fue la primera persona que recorrió el mundo en un avión con paneles solares, y él tiene una iniciativa de mil alternativas para combatir el cambio climático entonces estas propuestas que llevamos, los que ganamos, son parte de esas mil propuestas

Su dedicación y pasión por revertir los efectos del cambio climático, así como la fluidez con la que se comunica en inglés, fueron herramientas indispensables para que la estudiante auriverde conquistara una de las metas que tenía en mente desde que ingresó a la Máxima Casa de Estudios Mexiquense: formar parte de la ONU.

Yo siempre desde que entré a la carrera he querido entrar a la ONU, entonces este concurso cuando yo lo vi dije es una buena oportunidad para acercarme a lo que quiero hacer en un futuro

Al llegar a Katowice, una sensación de nostalgia invadió a Andrea Sofía. Aunque ya había viajado al extranjero en un par de veces, estar por primera vez a nueve mil 800 kilómetros de su hogar le causaba un poco de incertidumbre. Era consecuencia del frío invierno europeo.

Sin embargo, al dar inicio a los trabajos de la convención y encontrarse con la delegación mexicana que participarían en la COP 2018, la universitaria se sintió como en casa.

Es que es aterrador, yo me acuerdo que me dejaron en el aeropuerto y veía los letreros y sentía que estaba en chino y no sabía qué hacer y entonces dije, respira todo va a salir bien. Fue una experiencia que de verdad me cambió, siento que realmente fue un parteaguas en mi vida. Yo tenía la responsabilidad de que iba representando una parte de nuestro país, al estado de México, al proyecto, que allá yo tenía que fungir como embajadora. Entonces sí es una responsabilidad muy grande viajar así y más representando a tu país en una convención internacional

Andrea Sofía no sólo representó a su alma máter, sino también a la entidad mexiquense y a nuestro país. Por ello, haber portado un “quexquemetl” con flores rojas bordado a mano en uno de los momentos más sobresalientes de la convención fue para ella motivo de orgullo, ya que puso en alto la actividad que realizan los diversos grupos originarios del Estado de México.

Me envían un itinerario de actividades y vi que había una ceremonia de premiación y me dijeron “debes de ir con un traje típico mexicano”, entonces yo estaba pensando qué me llevo, uno de china poblana, uno de Veracruz, uno de Jalisco… Yo estaba pensando en el traje y dije “no, debo de llevar algo del Estado de México porque soy mexiquense y me da orgullo ser mexiquense”. Y mi mamá me dijo “mira, tengo este quexquemetl mazahua” y yo me acuerdo que cuando me lo puse todos estaban “qué hermoso bordado” y lo presumía. Fue muy bonito porque todas las personas lo veían

UNA NUEVA ETAPA EN  EL ACTIVISMO AMBIENTAL

El viaje que emprendió la universitaria a comienzos de diciembre de 2018 fue tan sólo el inicio de una nueva etapa en su vida.

Esta experiencia le permitió alimentar su proyecto de nuevas ideas para contribuir al cuidado de nuestro planeta. Es por ello, que ahora se prepara para continuar llevando el activismo ambiental a nivel internacional a través de iniciativas de otros mexicanos.

Cuando yo estaba allá me di cuenta de que hacen falta más empresas socioambientales en México. Estoy tratando de concretar un proyecto de una empresa socioambiental aquí en México que venga con todo este pensamiento de economía circular. Es necesario hacer más conciencia generacional y ya no es sólo es por los jóvenes, también debemos pensar en las generaciones anteriores a nosotros y las generaciones que vienen. Afortunadamente allá tuve la oportunidad de conocer a una doctora que trabaja para la UNFCCC que es egresada de la UAEM, de la Facultad de Química y me decía hay que traer a más personas, hay que conseguir perfiles que valgan la pena

Para Andrea Sofía exponer su proyecto en la Conferencia de las Partes (COP) le sirvió como plataforma para enriquecer su aprendizaje académico sobre política internacional, ya que fue testigo de cómo se llevan a cabo las negociaciones entre los países que integran la ONU.

La joven originaria de Toluca sigue comprometida con la reducción de la huella de los seres humanos en el medio ambiente.

La idea es juntar perfiles multidisciplinarios que estén haciendo algo a favor del cambio climático, conseguir proyectos buenos. Creo que el aprendizaje y lo que más me llevo y una de mis metas es llevar a más mexicanos a estos espacios para que puedan ser oídos y su trabajo sea reconocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s