Clementina Guadarrama, después de ser discriminada llegó a ser parte de la película Roma, de Alfonso Cuarón

Clementina Guadarrama, impulsando mujeres indígenas en la actuación

Pasó una figura y todos corrieron, llegó el director del casting y me dijo “no te vayas a poner nerviosa” pero la entrevista es con Alfonso Cuarón. Me asombré de que me hayan elegido.

Así relata Clementina Guadarrama sus primeros acercamientos a la película mexicana Roma. Sin siquiera saberlo, la actriz egresada de la Universidad Autónoma del Estado de México, estaba a punto de ser parte de una de las obras maestras del séptimo arte más importantes de la historia moderna; no sólo por la producción que han sido alabada por los críticos, sino porque es una de las películas que muestra las desigualdades en nuestro país. Desigualdades con las que vivió y creció Clementina mucho antes de ser actriz.

Sus inicios en el arte dramático

Con ojos rasgados y sonrisa tímida, la también escritora y dramaturga de origen indígena recuerda sus primeros acercamientos al cine. Fue a través de una televisión vieja que tenían en su casa y que únicamente mostraba las imágenes en blanco y negro. En ese entonces no se cuestionaba si algún día alguien más la vería al interior de esa caja de magia.

En Iguala en ese tiempo con trabajo había luz en mi casa. Apenas se estaba poblando, entonces no no había ni pavimento, ni nada. Era un lugar en el que no había movimientos culturales de ninguna índole. Con trabajos tenía dos preparatorias y una escuela  normal. Realmente e estudiabas para maestro o… para maestro.

Clementina Guadarrama
En “Tres saberes” bajo la dirección de Rocío Becerril

Proveniente de Iguala, Guerrero, y siendo la mayor de cinco hermanos y hermanas, Clementina decidió desafiar a su familia y a quien la rodeaba, pues se había enamorado del teatro. El culpable: Esvón Gamaliel.

Durante su adolescencia laboró como empleada doméstica, al igual que su madre, y tras ver en Acapulco la obra de teatro “Una tal Raymunda” del maestro mexiquense, Clementina decidió que algún día trabajaría con aquel hombre que se paraba en el escenario con un traje blanco.

Discriminación en la vida de actriz

A los 22 años, y con un niño en brazos, se mudó a la ciudad de Toluca para integrarse a la Licenciatura de Arte Dramático en la Universidad Autónoma del Estado de México. A pesar de que este fue el lugar que la enamoró más del teatro y le enseñó a enfrentar su timidez, también fue el donde vivió los primeros golpes del mundo de la actuación.

Para mí era un poquito difícil, por mis características había mucha grosería, no dejaba de ser la india, además porque era de las chicas pobres, entonces era difícil. El mundo en el teatro o cine o en la televisión., sobre todo en la televisión se cuenta a través de la gente más blanca, con ciertos rasgos más bonitos, etcétera.

WhatsApp Image 2019-02-19 at 2.48.30 PM (1)

A finales de los ochenta, en plena crisis económica, Clementina combinaba sus estudios con la maternidad, cuando era necesario se apoyaba en Esvón Gamaliel para salir adelante, inclusive se refiere a él como un segundo padre.

Aunado a esto, el maestro mexiquense siempre le enseñó a mantenerse firme ante sus convicciones. Mientras diversos profesores se negaban a otorgale papeles a Clementina, Esvón la retaba todos los días.

El único que rompió ese esquema fue Esvón, cuando estaba trabajando a la par, él sí me metía  hacer otras cosas. Decía que el teatro tenía que ver con la magia y si la magia era transformarte, tenías que transformarte.. Por lo mismo, cuando me daba papeles, me decía “te voy a transformar en tal, tienes que ser este personaje”, no todo era ser la mujer indígena, sino otro tipo  de personajes donde pudiera explorar aquello que yo creía que tenía.

En el teatro Clementina encontraba la magia de la transformación, donde la gente dejaba de verla a ella y veía a la gran actriz.

WhatsApp Image 2019-02-19 at 2.48.30 PM.jpeg

Durante 27 años cada Día de Muertos se convertía en Doña Conmemoración para ser parte de la puesta en escena tradicional de “El Fandango de los Muertos”. Pero ella no se quedabaúnicamente con el papel, pues añadió características y acciones a su personaje, enriqueció la obra con elementos que hasta la fecha perduran, como una escena de pelea con grandes acrobacias. Sin embargo, la discriminación continuaba y ella no se dejaría vencer.

Era difícil porque a mí no, cuando hacíamos ejercicios, no me daban papeles porque no me quedaban, por eso nació la idea de escribir y hacer lo propio, para poder darme trabajo. Primero para darme trabajo.

Papeles propios

Con más madurez, Clementina comenzó a escribir y a dirigir sus propias obras. Si la sociedad no le abría puertas, ella se las abriría sola. Cosa que hasta la fecha continúa haciendo.

La comunidad artística de la capital mexiquense la hizo sentirse encerrada en un círculo donde ya no había más posibilidades. Decidió que era momento de mudarse a la capital del país, ciudad que vivía las consecuencias de las elecciones de 2006.

Cuando me vine había pasado un suceso muy grande: el fallecimiento del maestro Esvón. No encontraba camino, no sabía cómo expresarme, renuncié a todos mis trabajos. Dije: necesito irme porque aquí no va a suceder nada. Me di cuenta que al igual en Toluca todos los círculos eran muy cerrados. Resulta que mi currículum no valía, que mis 27 años de trabajo, ¡nada! Porque no tenía en el currículum a los grandes maestros o directores que aquí la gente adora, entonces yo traía a Esvón Gamaliel y ¿Esvón Gamaliel? ¿Quién es ese?

Clementina comenzó a tocar puertas. Había meses sin trabajo y temporadas en los que no paraba. Finalmente, tras mandar fotografías para hacer casting para un pequeño cortometraje, se le abrieron las puertas.

Obtuvo varios papeles en cortos y series; sus orígenes habían sido la llave de aquellas puertas.

Curiosamente mi cara fue lo que me ayudó a entrar, mi indigenismo… Los papeles tenían que ver con chamanas, con el mundo azteca, como eran series de época, querían ciertos perfiles y yo entraba exactamente  en esos perfiles.

Clementina fue parte de diversas series de Canal 11, como La Malinche; así como de personajes populares como Selena, Juan Gabriel y Julio César Chávez, sin que dejara de escribir sus propias obras de teatro.

Cuando podía, actuaba de manera gratuita para estudiantes de cine que dirigían sus primeras obras, lo que se le retribuyó con contactos al interior del séptimo arte.

A pesar de que su carrera crecía cada vez más, la discriminación siempre estaba presente. La sociedad mexicana distingue por clase y raza. El cabello negro y los labios gruesos de la dramaturga llevó a que en muchos momentos no se le respetara como actriz.

Mi primer película, llegué muy temprano y muy feliz porque era mi primer largometraje. Yo acá con expectativa y las primeras palabras que escucho es: la servidumbre es del otro lado. ¡Así! El señor que cuidaba la puerta fue lo primero que me dijo. ¡Esas fueron las palabras! Te sientes incómoda, no les puedes decir nada porque puedes generar otras cosas. Bueno, él tiene una idea pero yo estoy aquí y no me lo va a poder quitar, es lo que me he ganado. Al principio sí lo sentía pero lo vas capoteando. Somos un país bastante racista.

Roma, la actuación inesperada

Grabar la película  “Cría Puercos” le permitió desarrollar su primer personaje co-protagónico. Fue entonces que recibió la llamada para un proyecto nuevo del que todo se mantenía en secreto. Después de tres castings y muchos meses después, le confirmaron: sería parte de una película de Alfonso Cuarón. Esta vez, su nariz ancha y ojos color carbón no le habían cerrado las puertas, sino todo lo contrario.

Si yo le busco a la película, para que yo pudiera entrar en otro papel, estaría difícil porque yo creo que él quería mostrar la diferencia de clase. De hecho cuando estábamos en el set con Yalitza y los otros actores, así nos veíamos como las nanas, las criadas contra los rubios.

Clementina Guadarrama y Alfonso CuarónSin conocer el resto del guión o sobre lo que trataba la cinta, Clementina grabó las escenas que le tocaban. Al hablar del trabajo con Alfonso Cuarón, la actriz no logra evitar que se muestre el cariño y admiración hacia él, pues el director mexicano le pedía que improvisara, la dejaba ser libre en el set.

Una vez que se liberó el secreto de la película, Clementina no creía ver su nombre en los primeros segundos de la cinta. Así mismo, la obra maestra la hizo recordar su casa, recordar el pasado, no sólo porque estaba en blanco y negro, sino por las vivencias de Cleo, la protagonista de la película.

Hay muchas lecturas y cada quien va a elaborar su lectura de acuerdo a cómo le llegue la película. Yo alguna vez fui criada cuando era adolescente. Y mi familia también, siempre tuvimos trabajos de criadas. Mi mamá durante muchos años trabajó hasta que se jubiló y me decían: así no las tratan, las tratan horrible. Y yo cuando la vi dije: me parece una película muy bonita pero a mí no me trataban así y sé que si le pregunto a los millones de mujeres, no las tratan así, pero debo entender que es la historia de una persona.

Mujeres indígenas en la actuación

Después de más de 30 años en el mundo de la actuación, Clementina no se da por vencida, inclusive impulsa a su única nieta a tomar el mismo camino. A pesar de que sabe que será difícil, ella continúa escribiendo y creando personajes para que mujeres con características indígenas puedan tener papeles protagónicos.

Ahorita ando en la búsqueda de la tierra, entonces estoy creando personajes que son de un orden más simbólico. En este momento estoy perfilándome en teatro a dirigir. Nunca voy a estar satisfecha, porque estarlo significa quedarse parado. Y siempre que llegas a un proyecto, hay que llegar a otro. Siempre hay un término, nunca lo tenemos ganado.  Es así siempre y no creértela que ya estás encumbrado, porque las bajadas son muy terribles.

Con nuevos proyectos bajo la manga y un gran camino recorrido, Clementina sabe que su carrera apenas está despegando. Pero no sólo la suya, sino la de muchas otras mujeres cuya voz ha sido silenciada durante años y hasta siglos. Ella está segura que poco a poco habrá más mujeres indígenas en las pantallas grandes y en los escenarios, ella se encargará de que eso sea posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s