La transformación de Lerma tras el terremoto de 1985

Los terremotos de 1985 transformaron el entorno de Lerma. Aquí un análisis

Filibertto Trinidad.

Hasta antes de 1985, Lerma era un municipio poblado de llanos donde pastaba el ganado, apenas unas casas se observaban a la distancia; pese a su cercanía con la Ciudad de México era un pueblo típicamente rural, pero todo eso lo cambió un terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter.

La señora Cruz del Carmen Rojas Morales dice que apenas había dos tiendas que cerraban a las seis de la tarde, pero que luego de la construcción del Centro Integral de Desarrollo Comunitario (CIDECO) en dicha demarcación que el panorama se transformó, aunque al principio la unidad habitacional era llamada “pueblo fantasma” por ser la única en su tipo.

De las ruinas a la esperanza

Ha cambiado muchísimo Lerma, porque no había ningún puesto ambulante, no existía absolutamente nada. Nada más estaba la única escuela de gobierno, era una secundaria, la primaria y el kinder. A partir del terremoto, fue cuando se fundaron las escuelas que empezaron nada más con kinder, primaria y secundaria

Plácido Domingo, un agente de cambio

Justo en la celebración de las tres décadas de aquel fenómeno, el tenor recibió un reconocimiento especial por parte del Gobierno del Distrito Federal por su participación altruista en el rescate de personas y las labores posteriores que realizó tras el fenómeno natural.

Hace tres décadas, CIDECO se convirtió en un foco de desarrollo, pues el cantante ibérico fundó la escuela Cualcán Mano Amiga, la cual contaba con educación preescolar, primaria y secundaria, posteriormente se añadió el nivel medio superior, indicó doña Cruz del Carmen.

Todo lo que es el centro educativo se formó por el terremoto que realmente fue ahí cuando la Universidad Anáhuac, Plácido Domingo, ellos juntaron gente que diera donativos para levantar las escuelas

En palabras del investigador del Colegio Mexiquense, Alfonso Iracheta Cenecorta, los terremotos del 85 no representaron un éxodo de población, sin embargo, fue un nodo receptor de población que encontró en el Valle de Toluca una alternativa para recomenzar.

Aquellas familias que sufrieron la pérdida de su hogar encontraron en Lerma, Estado de México una opción de vivienda a bajo costo, sobre todo aquellos que vivían en el centro del Distrito Federal y hacia la región oriente de la zona metropolitana.

Plácido Domingo aportó terrenos y en terrenos desecados de las lagunas de Lerma, se construyó vivienda social para gente de bajo ingreso que vivía en la zona centro de la Ciudad de México y hacia el oriente, hacia Iztapalapa. Toda esa gente se le hizo una oferta de vivienda, en muy buenas condiciones y palió o redujo un poco la presión que había sobre todo para los grupos de bajo ingreso

Sin cifras oficiales: el éxodo asciende a 10 mil personas

Pese a que no existen cifras oficiales sobre el número de desplazados tras los terremotos de 1985, el académico estima que fueron entre ocho mil y diez mil personas las que llegaron a habitar diversos municipios del Valle de Toluca tras este fenómeno que dejó pérdidas por hasta ocho mil millones de dólares.

Además del rol que jugó CIDECO, muchos de los nuevos habitantes construyeron viviendas, no obstante, éstas fueron irregulares, por lo que este fenómeno tuvo impacto en la proliferación de casas de manera irregular.

Se trasladó una población son varios miles, alguna vez que estamos hablando de 8 a 10 mil habitantes, pero realmente la fuente de expansión habitacional y de crecimiento en el Valle de Toluca se da por los  asentamientos irregulares y por la política de vivienda social impulsada por el gobierno federal

Todo cambió hace 30 años

Después de que aquella mañana del 19 de Septiembre de 1985, la Ciudad de México fuera sorprendida por un tremor que parecía interminable surgió la organización colectiva para salir del caos, pero además nació la cultura de la protección civil.

El catedrático de la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México, Wilfrido Contreras Domínguez explica que entre la sociedad mexicana permea una idea sobre los riesgos ante la posible presencia de fenómenos naturales, no sólo terremotos.

A mi me parece un punto importante desde el punto de vista social es esta percepción de un riesgo y también la necesidad de informarse, mucha gente ahora, yo lo he visto con amigos dicen, esta vivienda que quiero comprar ahora está diseñada para resistir sismos, creo que se generó  a partir de 1985 toda una nueva idea sobre la seguridad, hoy la llamamos protección civil en términos generales

Tras ver que sus hogares fueron destruidos por el movimiento inesperado de la tierra, miles de mexicanos encontraron una posibilidad de continuar en un lugar con un panorama fértil no sólo en su tierra, sino en las oportunidades de empleo, educación y desarrollo.

Si te interesa escuchar o descargar este reportaje completo, te dejamos el siguiente enlace: 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s