Unidad de Rescate Aéreo Relámpagos mexiquense

Tecnología aplicada a las emergencias médicas

Jacqueline Valderrabano.

Unas gafas de protección adaptados para colocarse dentro de los cascos de pilotos, copilotos y paramédicos de la Unidad de Rescate Aéreo Relámpagos del Gobierno del Estado de México, facilitan la búsqueda, localización y salvamento de personas extraviadas, a pesar de carecer de la luz natural.

Utilizados por la milicia y por estudiosos de la astronomía, los visores nocturnos permiten al ojo y cerebro humano adaptarse a la oscuridad y observar mejor, mediante imágenes con tonalidades verdes, intensificando la iluminación de las aeronaves de rescate e incrementando la luz que emiten la luna y las estrellas, explicó Víctor Manuel Figueroa Corchado, paramédico rescatista del Grupo Relámpagos.

Avances tecnológicos al servicio de la salud

Estos goggles son muy parecidos a los que utilizan en la guerra para que, lo que hacen es intensificar la luminosidad, ¿qué luminosidad? la luminosidad que da la luna, las estrellas y el reflejo de las ciudades, al igual que de nuestras luces que tiene el helicóptero. Al momento en que intensifican la luz le dan una tonalidad en color verde, esto hace que en un lugar complementamente oscuro que percibe nuestro ojo le pueda dar luz para poder percibir que se encuentra en ese lugar oscuro, esto quiere decir que la noche la convierte en día

Dos décadas y sus diferencias

A diferencia de hace 20 años, cuando surgió la Unidad de Apoyo Aéreo, actualmente, Relámpagos posee múltiples dispositivos tecnológicos para atender emergencias en los 125 municipios mexiquenses y en las entidades federativas que así lo requieran. Sobresalen cuatro equipos de visión nocturna, que han sido utilizados principalmente en el Nevado de Toluca, comentó Figueroa Corchado.

Los visores nocturnos los ocupamos mucho sobre todo en los rescates en la zona del Nevado de Toluca en la época de invierno cuando la gente sube los días sábado, los días domingo sin el equipo de protección necesaria sube al volcán, muchas veces se desorientan y nos mandan llamar a las nueve, 10 de la noche o la media noche para ir a buscar a estas personas, se realiza la búsqueda, afortunadamente hasta el día de hoy todas nuestras misiones de búsqueda en la zona del Nevado han sido exitosas

Otra de las herramientas tecnológicas del Grupo Relámpagos es el helicóptero de más reciente adquisición. Procedente de Italia, fabricado con material liviano pero que soporta hasta dos mil 300 kilogramos, y que vuela en condiciones climatológicas adversas, informó el capitán piloto aviador, Luis Javier Briones Meneses.

Ahora se cuenta con un nuevo helicóptero, que es un helicóptero de procedencia italiana, la otra ventaja que tenemos es que la aviónica de nueva tecnología nos permite volar de día, de noche, de madrugada en condiciones meteorológicas de baja visibilidad pero es más para cruzar neblina, tormentas leves, lluvia ligera. Se cuenta con tecnología de navegación lo cual nos da alerta de tráficos, si se acerca una aeronave y no la tenemos a la vista la misma aeronave nos avisa, hasta 10 millas lo que estamos hablando casi 18 kilómetros

Por el uso de las aeronaves Agusta, el Estado de México puede compararse con países de Europa central como Suiza, donde también son empleadas como ambulancias aéreas, cuya capacidad va de cuatro a ocho personas, y sobre todo, destacan los dos motores con los que cuenta el helicóptero, mencionó el piloto Luis Briones.

Es bimotor lo cual hace que las operaciones sean más seguras ya que si falla un motor, el otro motor es capaz de mantener una operación normal de la aeronave. Qué lo podría dañar que el combustible esté contaminado, una falla mecánica inherente a un motor, son maquinaria y pueden fallar en cualquier momento, se tienen muchos candados de seguridad para evitar que eso pase y en caso de que pase el adiestramiento está diseñado para que cuando falle un motor se pueda salvar la máquina, la tripulación y los pacientes, todo, todo sería salvable

Dos de las tres aeronaves del Grupo Relámpagos cuentan con grúas de rescate, capaces de soportar 300 kilogramos en su cable de acero que alcanza cerca de 75 metros de longitud para llegar a lugares de difícil acceso, y que sólo es posible a través del aire, explicó el paramédico Víctor Figueroa Corchado o “Maverick”, como es conocido.

Esto ha ido evolucionando al igual que toda la tecnología, nuestras aeronaves cada vez son mejores, vienen más equipadas, con más aviónica, más tecnología. Contamos hoy en día con dos grúas, dos grúas de rescate que ya tenemos una capacidad máxima de casi 300 kilos y un cable de acero que puede alcanzar hasta 70 metros, 75 aproximadamente, esto quiere decir que podemos estar haciendo rescates simultáneos con  dos de nuestras aeronaves en alguna emergencia mayor

Relampagos: una unidad única

Además de ser la única agrupación de rescate, a nivel nacional, en prestar los servicios de emergencia de manera integral y gratuita, la Unidad de Rescate Aéreo del Estado de México cuenta con su propia incubadora para recién nacidos prematuros que requieren de traslados interhospitalarios para su atención médica.

Para cuidados críticos, entre las más recientes innovaciones de Relámpagos está un monitor cardíaco, que es un cuadro pequeño gris con una pantalla que facilita la lectura de los signos vitales. Muestra hasta 12 caras del corazón del paciente a bordo, lo que significa un diagnóstico eficaz.

Así como, los ventiladores de presión, máquina en forma rectangular color naranja y blanco, con cinco botones y una pantalla, con el cual auxilian a las personas que no pueden respirar por sí mismas para cumplir con este proceso vital de manera artificial, enfatizó Figueroa Corchado.

Tenemos ventiladores de presión, ventiladores volumétricos que son ventiladores artificiales para que la gente que no pueda respirar por sí sola. En cuanto a equipo biomédico hemos evolucionado porque hoy día, hoy día se tiene un monitor cardíaco a 12 derivaciones, esto quiere decir que podemos ver todas las caras del corazón cuando una persona tiene un problema cardíaco y eso nos ayuda a diagnosticar de manera fina este tipo de padecimientos y darles un mejor tratamiento

Además de los recursos humanos, los helicópteros de Relámpagos son  multifuncionales. Desde una ambulancia aéreas, rescate de personas, manejo farmacológico avanzado y suministro de medicamentos controlados, también controlan incendios, como el sucedido en San Luis Potosí en marzo de 2013, donde resultaron afectadas más de tres mil 900 hectáreas de bosque, y que con apoyo del equipo Simplex o heli tanques, que se adhieren a la parte inferior de la aeronave, descargan mil 200 litros de agua en cada maniobra.

Los hemos visto cruzar la ciudad rescatando personas, cerca de las zonas boscosas combatiendo el fuego, pero sobre todo el Grupo Relámpagos comparten una visión sobre la vida: mantener la esperanza.

Así es la Unidad de Rescate Aéreo del Estado de México, disponible los 365 días del año y las 24 horas del día para acudir a los llamados de emergencia.

Escucha o descarga este reportaje completo desde nuestro perfil de SoundCloud. Aquí la liga: 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s