Archivo de la etiqueta: Violencia

Élmer Mendoza: de experiencias de violencia a obras literarias de calidad. 

Oscar Villa.

Como escritor, ¿qué se puede hacer cuando  en tu hogar escuchas balaceras , lees las noticias o ves cadáveres en las calles de tu ciudad? y cómo estas experiencias moldean e influyen en tu propuesta literaria preguntó Elmer Mendoza en su visita a la Feria Internacional del libro del Estado de México en 2022, destacando que esa violencia debe escribirse a manera de  contexto, pero la imaginación debe imponerse.

Si influye, si bien algunos escriben por referencias pero influye mucho. Si escuchas balaceras todos los días, si todos los días ves cadáveres en la orilla de las calles, las ambulancias y cuando haces literatura debes partir de ahí, pero al final lo que se imponga la imaginación, ya que la realidad es una puerta a ella

Elmer Filemón Mendoza Valenzuela, nació en Culiacán, Sinaloa en 1949, su infancia estuvo marcada con la experiencia de personas del campo y con la música de artistas como Pedro Infante. De las personas que tenían vicios y eran vistos como  fracasadas en el  barrio, aprendió la violencia y la realidad que enfrentan, hechos que más tarde plasmaría en sus obras, a través del lenguaje escrito; y  de esas personas, también adquirió  experiencias que lo motivaron a buscar su lugar en el mundo.

Soy raza, de un barrio bravo donde la gente no leía, ni escuchaba música, y me educó esa gente, gente que era viciosa, alcohólica, pero que había tenido experiencias y me las compartieron y fue bueno. Por ejemplo, cuando estaba estudiando en la Ciudad de México, conocí a un alcohólico que había sido millonario y lo gastó todo, viajando y bebiendo y me invitó a desayunar. Luego me dijo, te preguntarás por qué te invite, pues si, y me dijo cosas de la vida y porqué no debía descuidarme, él sabía que yo podía hacer algo, aunque no sabía qué, pero me dijo tienes que hacerlo

Tras haber estudiado ingeniería en comunicaciones y electrónica en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, en su natal Culiacán, y con la edad de 30 años, Elmer Mendoza abandonó  un trabajo bien remunerado con amplias posibilidades de crecimiento para alcanzar sus sueños y pasión por la literatura. Por ello se trasladó a la capital del país, donde ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México para estudiar letras hispánicas.

No fue sino hasta finales de los años 70 cuando, el ahora integrante de la Academia Mexicana de la Lengua, publicó su primera obra titulada “Mucho que reconocer”, en la que invirtió  más de 17 mil viejos pesos para su impresión. Su consagración llegó en 2008, con   “Balas de Plata”, la primera obra donde apareció el detective Édgar “El Zurdo” Mendieta. Un integrante de las fuerzas del orden cuya capacidad intuitiva le permiten resolver delitos; sin embargo, este se aleja de la ciencia forense, meticulosidad e integridad, que pueden observarse en otros personajes de la literatura policial

La novela en la que surgió el mítico detective cuyas iniciales comparte con el autor,  incia con el  abandono de su pareja, tras lo cual el protagonista investiga el asesinato de   un prestigioso abogado y con ello combatirá  un enmarañado proceso lleno de intereses donde todo indica que es el único que quiere llegar hasta el fondo de los hechos

En la lectura de esta obra literaria, del también ganador del “Premio Tusquets Editores” del año 2007 por la novela “Quién quiere vivir para siempre”, podemos identificar diversas características del estilo de Elmer Mendoza, entre ellos, el uso de un lenguaje muy característico de su localidad, Culiacán, Sinaloa y la violencia derivada del narcotráfico.

Dichos  temas son los que, el también académico de la Universidad Autónoma de Sinaloa, ha retratado  en sus obras, que narran  las aristas que enfrenta cotidianamente gran parte de la población del norte del país.

Intente escribir muchas veces tardé como 18 años para descubrir lo que estaba buscando, y un día lo descubrí, y lo que tenía que hacer era ir a mis raíces y qué somos los del norte, somos historia de violencia, belleza, trabajo, atardeceres increíbles, ciclones asesinos y lenguaje

Para el académico de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, Francisco Javier Beltrán Cabrera, la obra de Elmer Mendoza cuenta con diversas particularidades, como el recurso narrativo a través del cual,  logra atraer a los lectores, los hace reír y abona al análisis o a la introspección del personaje principal de la obra.

Este tipo de lectura te permite conocer muchas cosas, por ejemplo del humor, esa voz que es un recurso que usa mucho el autor, en algunas obras, la voz al personaje central le dice varias cosas, lo insulta, le reclama, pero le da mucho humor, uno se ríe con ella

La  obra de Elmer Mendoza transita  bajo la figura de la “novela negra”, cuyas características distintivas  son aquellas de índole policial, por ejemplo, más allá de resolver crímenes, se destaca a los personajes y el tipo de sociedad en la que se desarrollan; sin embargo, el escritor sinaloense  es considerado  “el padre” de la “narcoliteratura”, esto luego de que el crítico, Federico Campbell, destacó que en el libro “Asesino Solitario”, el autor reúne aspectos de la  cultura del narco en el país.

El académico de la UAEMéx, Beltrán Cabrera, considera que  la violencia y el  narcotráfico en las obras del autor funcionan como un recurso para ofrecer  contexto, es decir, describe  la relación que mantiene los personajes con integrantes de la vida pública, pero estos elementos no son los verdaderamente relevantes al contrario, sobresale la idea de que, aún en temas tan complejos e hirientes como la violencia, puede haber calidad para la elaboración de obras literarias.

Nadie quisiera que la violencia o el narcotráfico existiera, pero ahí está, pero lo que hace Élmer es ponerlo en evidencia y decirnos que no solo ahí está, sino que es posible hacer buena literatura que se puede distinguir de los corridos, el cine o las series por la calidad literaria que conlleva

Recientemente, Élmer Mendoza escribió y presentó la novela titulada “Ella entró por la ventana del baño”, se trata de la sexta historia en la que está presente el oficial de la Policía Ministerial del Estado de Sinaloa, Edgar Mendieta. En ella, “El Zurdo” se enfrentará a la salida de la cárcel del “Siciliano”, un ex militar que busca venganza, mientras a la par, ayudará a un  un empresario, al borde de la muerte, a encontrar a una mujer con la que tuvo un intenso amorío. En este texto, el lector habría de descubrir una intensa carga erótica, una atmósfera nostálgica con la que Élmer Mendoza busca acaparar un nuevo público, siempre respetando ese lenguaje, ese contexto, esos viejos personajes y esas historias que solo él puede escribir. 

Migrantes y Refugiados: Su Llegada a México

Daniela Sandoval.

Mientras Victoria dibuja la casa en la que vivían en Venezuela, sus padres, Gustavo y Evelyn, relatan los motivos por los que llegaron a Metepec en el Estado de México y, con ello, encontrar un mejor futuro para sus dos hijos.

Gustavo y su familia son originarios de San Cristóbal, Venezuela. Llegaron a nuestro país en julio de 2017 a causa de la crisis política y económica que azota el país latinoamericano desde 2013. Sin embargo, al saber que no podían regresar a su país natal, Gustavo decidió solicitar la residencia para él y su familia ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados. Seguir leyendo Migrantes y Refugiados: Su Llegada a México

VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO: TRANSMISIÓN GENERACIONAL

Daniela Sandoval.


Las primeras relaciones amorosas del ser humano ocurren en la adolescencia, sin embargo en esta etapa es más común que se confundan conductas agresivas con muestras de afecto, lo que puede originar noviazgos violentos.

De acuerdo con la académica de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jaqueline Mota Palma, estas situaciones se presentan porque el adolescente no posee los comportamientos sociales idóneos para la solución de problemas. Seguir leyendo VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO: TRANSMISIÓN GENERACIONAL

TERCERA EDAD: CONDICIÓN Y PROBLEMÁTICA.

Greta  Díaz GV.

Estas son las voces de adultos mayores que laboran en las calles del centro de Toluca. Algunos como Paola de 62 años y Juana de 70, venden manualidades. Otros, como José de 88 años, se sientan en una esquina en espera de que alguna moneda caiga en su sombrero.
Uno de cada diez mexicanos tiene más de 60 años, reflejo del cambio demográfico que ha se ha acentuado en los últimos años.

El Consejo Nacional de Población proyectó que durante las siguientes tres décadas se agudizará el envejecimiento poblacional: para 2025 el porcentaje de adultos mayores será mayor a 17 y para 2050 más del 32. Seguir leyendo TERCERA EDAD: CONDICIÓN Y PROBLEMÁTICA.