Archivo de la etiqueta: Oscar Villa

MEDICOS CHIMALHUACÁN

Oscar Villa.

Desde hace ocho años, la Universidad Autónoma del Estado de México buscó formar más profesionistas en el área de la salud, por ello desde la zona oriente de la entidad ha empezado a nutrir a la población con más profesionales en la materia, de hecho, en 2021, egresó la primera promoción de la licenciatura en Médico Cirujano de la Unidad Académica Profesional Chimalhuacán. No obstante, las nuevas generaciones de dicho programa educativo quieren afrontar más  retos que les permitan contar con un perfil más destacado, uno donde resalta el trato con las personas.

Para ello, se creó “Médicos en Formación Chimalhuacán Asociación”. Este colectivo reúne a un  grupo de alumnos y alumnas que bajo el slogan “Queremos que la medicina sea distinta para ti”, buscan nuevas tácticas para acercar el conocimiento científico del área de la salud a los adolescentes, a los adultos mayores y demás integrantes de su comunidad, a través del uso de redes sociales para transmitir información de utilidad, destacó Eduardo Hernández Romero.

En YouTube con los videos, pequeñas historias, por ejemplo, hace poco fue el día mundial de lavado de manos y subimos cómo has cómo lavar correctamente las manos. Es muy tardado el editar y demás, pero no lo hacemos para nosotros, lo hacemos para todas las personas que nos puedan ver en ese en esa plataforma. Es información correcta y gratuita para todos, eso es lo que buscamos siempre, también hacemos videos pequeños en TikTok , por lo que decidimos acudir a plataformas digitales famosas e importantes hoy en día

Para una de las integrantes fundadoras, Mariana Danae Herrera Quintero, este colectivo inició como una estrategia para dar respuesta a algunas dudas que tenían las y los estudiantes de los primeros semestres de la carrera de Médico Cirujano de la UAP Chimalhuacán, ya que querían hacer algo más que solo acudir a las aulas y repasar los temas en sus hogares.

Por ello  optaron por fundar este colectivo, donde las y los integrantes empiezan a tener contacto con las personas, al llevarles información sobre los padecimientos más comunes en las jornadas de salud que realizan, entre otras actividades

Nuestros objetivos principales son la promoción de la salud. Nos basamos en eso en promover la salud porque muchos creen que por ser médicos solo nos tenemos que enfocar en la gente que ya está enferma, que ya tiene algún padecimiento, que ya no hay nada que hacer, pero más allá de eso y creo que eso nuestro objetivo principal, hacerle ver a la gente que no se tiene que estar enfermo para tener que acudir al médico, que no tiene que estar enfermo para tener que cuidar su salud, entonces nuestros comités cada uno tiene un propósito distinto en la población a manera de promoción de la salud

Eduardo Hernández Romero, destacó que esta organización quiere darle un panorama distinto a la carrera de médico cirujano e inspirar y brindar diversas experiencias a sus integrantes, especialmente en el trato de persona a persona, el cual normalmente se ejerce o practica hasta la mitad del plan educativo.

La Asociación situación surgió en julio del 2022 año en curso con mi compañera Mariana, decidimos nosotros crearlo principalmente porque sabemos que cuando estudias la carrera muchas personas se centra nada más en eso en estudiar, pero nosotros quisimos darle un panorama distinto a la medicina en que no todo el tiempo vayas a ese asiento, te sientes escuches, vayas a casa repasas, que tengas otro como panorama algo distinto a lo que te inspiren una forma de cambiar la medicina. Por esa razón, uno de los slogans de la asociación es “queremos que la medicina sea distinta para ti

Médicos en Formación Chimalhuacán Asociación”,  MEFCA , ha logrado apoyo de las autoridades de diversos municipios de la región para colaborar en algunas actividades como charlas en escuelas de nivel secundaria, sobre educación sexual o bien respecto adicciones, además forman parte del staff en campañas municipales para la realización de vasectomías, Papanicolaou, entre otros procedimientos que resultan formativos para las y los alumnos.

Por su parte, MEFCA UAEMÉX cuenta con diversos comités encargados de realizar actividades sobre algunos temas específicos, uno de ellos encaminado al fomento de la salud y educación, además, promueven la salud mental y bucal, la alimentación saludable, entre otros. Por si fuera poco, cuentan con el proyecto “Huellitas UAEMÉX”, en el que preservan, protegen y cuidan a la fauna canina de la región, para posteriormente buscarles un hogar mediante un programa de adopción.

Para poder llegar a diversos sectores, la asociación cuenta con el apoyo de la Dirección de Salud Universitaria de la máxima casa de estudios del Estado de México, así como de las áreas encargadas del sector salud en municipios como Chimalhuacán, Texcoco, e incluso en el municipio de Toluca.

Tal ha sido el esmero de este grupo, que incluso autoridades de la Facultad de Estudios Superiores de la Universidad Nacional Autónoma de México, los han invitado para asistir y organizar una jornada de salud en sus instalaciones. Hecho que, para Martín Alberto Meléndez Ramírez, integrante de “Médicos en Formación Chimalhuacán Asociación”, hace que se sientan orgullosos de la labor y papel destacado que han obtenido, poniendo en alto el nombre no solo de la UAEMÉX, sino de la Unidad Académica Profesional de Chimalhuacán.

Nos sentimos muy emocionados. Estamos orgullosos del alcance que hemos tenido y pues nos llena de emoción, el que la UNAM nos haya invitado a hacer una jornada de salud dentro de sus instalaciones, nos abre la oportunidad a conocer a más personas, a conocer colegas y con ellos compartir la información que ellos saben,  trabajar juntos y pues lograr algo muy grande en la sociedad para que también nos vean y digan a ellos son los médicos en formación, pero ya están trabajando y nos están esperando hasta que salgan de la licenciatura para poder atender a las personas

La labor de “Médicos en Formación Chimalhuacán Asociación” no se detiene ya que cuenta con diversos planes para 2023, como la realización del Centro de Investigación e Innovación Médica, en el que brindarán talleres para que el estudiantado de la carrera en Médico Cirujano pueda aprender a realizar tesis de titulación. Además, buscarán entablar lazos con alumnos de otros planes educativos de la UAP Chimalhuacán como Derecho, Trabajo Social y otras a fin de brindar asesorías e información sobre diversos temas desde diversas perspectivas.

Médicos en Formación Chimalhuacán Asociación”, es claro reflejo de que aún en un entorno complejo, cercano por la gran urbe de la Ciudad de México, en los que se enfrentan a condiciones como una declaratoria de Alerta por Violencia de Género, las y los alumnos auriverdes, demuestran que es posible encontrar motivos para tratar de cambiar la realidad y salud de las personas. 

Anuncio publicitario

Élmer Mendoza: de experiencias de violencia a obras literarias de calidad. 

Oscar Villa.

Como escritor, ¿qué se puede hacer cuando  en tu hogar escuchas balaceras , lees las noticias o ves cadáveres en las calles de tu ciudad? y cómo estas experiencias moldean e influyen en tu propuesta literaria preguntó Elmer Mendoza en su visita a la Feria Internacional del libro del Estado de México en 2022, destacando que esa violencia debe escribirse a manera de  contexto, pero la imaginación debe imponerse.

Si influye, si bien algunos escriben por referencias pero influye mucho. Si escuchas balaceras todos los días, si todos los días ves cadáveres en la orilla de las calles, las ambulancias y cuando haces literatura debes partir de ahí, pero al final lo que se imponga la imaginación, ya que la realidad es una puerta a ella

Elmer Filemón Mendoza Valenzuela, nació en Culiacán, Sinaloa en 1949, su infancia estuvo marcada con la experiencia de personas del campo y con la música de artistas como Pedro Infante. De las personas que tenían vicios y eran vistos como  fracasadas en el  barrio, aprendió la violencia y la realidad que enfrentan, hechos que más tarde plasmaría en sus obras, a través del lenguaje escrito; y  de esas personas, también adquirió  experiencias que lo motivaron a buscar su lugar en el mundo.

Soy raza, de un barrio bravo donde la gente no leía, ni escuchaba música, y me educó esa gente, gente que era viciosa, alcohólica, pero que había tenido experiencias y me las compartieron y fue bueno. Por ejemplo, cuando estaba estudiando en la Ciudad de México, conocí a un alcohólico que había sido millonario y lo gastó todo, viajando y bebiendo y me invitó a desayunar. Luego me dijo, te preguntarás por qué te invite, pues si, y me dijo cosas de la vida y porqué no debía descuidarme, él sabía que yo podía hacer algo, aunque no sabía qué, pero me dijo tienes que hacerlo

Tras haber estudiado ingeniería en comunicaciones y electrónica en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, en su natal Culiacán, y con la edad de 30 años, Elmer Mendoza abandonó  un trabajo bien remunerado con amplias posibilidades de crecimiento para alcanzar sus sueños y pasión por la literatura. Por ello se trasladó a la capital del país, donde ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México para estudiar letras hispánicas.

No fue sino hasta finales de los años 70 cuando, el ahora integrante de la Academia Mexicana de la Lengua, publicó su primera obra titulada “Mucho que reconocer”, en la que invirtió  más de 17 mil viejos pesos para su impresión. Su consagración llegó en 2008, con   “Balas de Plata”, la primera obra donde apareció el detective Édgar “El Zurdo” Mendieta. Un integrante de las fuerzas del orden cuya capacidad intuitiva le permiten resolver delitos; sin embargo, este se aleja de la ciencia forense, meticulosidad e integridad, que pueden observarse en otros personajes de la literatura policial

La novela en la que surgió el mítico detective cuyas iniciales comparte con el autor,  incia con el  abandono de su pareja, tras lo cual el protagonista investiga el asesinato de   un prestigioso abogado y con ello combatirá  un enmarañado proceso lleno de intereses donde todo indica que es el único que quiere llegar hasta el fondo de los hechos

En la lectura de esta obra literaria, del también ganador del “Premio Tusquets Editores” del año 2007 por la novela “Quién quiere vivir para siempre”, podemos identificar diversas características del estilo de Elmer Mendoza, entre ellos, el uso de un lenguaje muy característico de su localidad, Culiacán, Sinaloa y la violencia derivada del narcotráfico.

Dichos  temas son los que, el también académico de la Universidad Autónoma de Sinaloa, ha retratado  en sus obras, que narran  las aristas que enfrenta cotidianamente gran parte de la población del norte del país.

Intente escribir muchas veces tardé como 18 años para descubrir lo que estaba buscando, y un día lo descubrí, y lo que tenía que hacer era ir a mis raíces y qué somos los del norte, somos historia de violencia, belleza, trabajo, atardeceres increíbles, ciclones asesinos y lenguaje

Para el académico de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, Francisco Javier Beltrán Cabrera, la obra de Elmer Mendoza cuenta con diversas particularidades, como el recurso narrativo a través del cual,  logra atraer a los lectores, los hace reír y abona al análisis o a la introspección del personaje principal de la obra.

Este tipo de lectura te permite conocer muchas cosas, por ejemplo del humor, esa voz que es un recurso que usa mucho el autor, en algunas obras, la voz al personaje central le dice varias cosas, lo insulta, le reclama, pero le da mucho humor, uno se ríe con ella

La  obra de Elmer Mendoza transita  bajo la figura de la “novela negra”, cuyas características distintivas  son aquellas de índole policial, por ejemplo, más allá de resolver crímenes, se destaca a los personajes y el tipo de sociedad en la que se desarrollan; sin embargo, el escritor sinaloense  es considerado  “el padre” de la “narcoliteratura”, esto luego de que el crítico, Federico Campbell, destacó que en el libro “Asesino Solitario”, el autor reúne aspectos de la  cultura del narco en el país.

El académico de la UAEMéx, Beltrán Cabrera, considera que  la violencia y el  narcotráfico en las obras del autor funcionan como un recurso para ofrecer  contexto, es decir, describe  la relación que mantiene los personajes con integrantes de la vida pública, pero estos elementos no son los verdaderamente relevantes al contrario, sobresale la idea de que, aún en temas tan complejos e hirientes como la violencia, puede haber calidad para la elaboración de obras literarias.

Nadie quisiera que la violencia o el narcotráfico existiera, pero ahí está, pero lo que hace Élmer es ponerlo en evidencia y decirnos que no solo ahí está, sino que es posible hacer buena literatura que se puede distinguir de los corridos, el cine o las series por la calidad literaria que conlleva

Recientemente, Élmer Mendoza escribió y presentó la novela titulada “Ella entró por la ventana del baño”, se trata de la sexta historia en la que está presente el oficial de la Policía Ministerial del Estado de Sinaloa, Edgar Mendieta. En ella, “El Zurdo” se enfrentará a la salida de la cárcel del “Siciliano”, un ex militar que busca venganza, mientras a la par, ayudará a un  un empresario, al borde de la muerte, a encontrar a una mujer con la que tuvo un intenso amorío. En este texto, el lector habría de descubrir una intensa carga erótica, una atmósfera nostálgica con la que Élmer Mendoza busca acaparar un nuevo público, siempre respetando ese lenguaje, ese contexto, esos viejos personajes y esas historias que solo él puede escribir. 

CREMACIÓN COMO ALTERNATIVA ANTE LA SATURACIÓN DE LOS PANTEONES EN EL VALLE DE TOLUCA

Oscar Villa.

Los cementerios son los lugares donde se llevan a cabo tradiciones culturales que la ciudadanía ha heredado desde hace varios años y que de acuerdo al artículo “Los rituales funerarios como estrategias simbólicas que regulan las relaciones entre las personas y las culturas”, de la académica Delci Torres, de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador de Venezuela, cuentan con una premisa religiosa fundamental, facilitar el ascenso de las almas hacia la inmortalidad, al tiempo que otorgan elementos de integración social que permiten a los deudos mitigar su dolor.

A finales del 2020, de acuerdo con cifras oficiales, en México se registraron más de 125 mil defunciones derivadas del COVID 19, esto desafortunadamente abonó a la saturación que ya presentaban panteones y cementerios. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía refieren que casi la mitad de ellos ya tenían 90 por ciento o más de ocupación.  Mientras que en el Estado de México, en la zona metropolitana dichos espacios sólo tienen 35 por ciento de disponibilidad.

Para el académico de la Facultad de Antropología, de la Universidad Autónoma del Estado de México, y especialista en Estudios de religión y simbolismo, Mauricio García Sandoval, ante el incremento de la mancha urbana, así como de la saturación de estos lugares, es necesario optar por otras alternativas como la cremación o incineración. Dicha práctica, durante la pandemia, y por motivos de seguridad sanitaria, tuvo un incremento.

Vamos a tener que cambiar porque los espacios ya no son suficientes para poder llevar a cabo los enterramientos, ya no hay lugar y el mundo está transformándose. Se está dando la urbanización de masas y la cremación se vuelve la opción para poder contar con más espacios ahora, donde se puedan llevar a cabo la colocación de los difuntos y buscar otras alternativas, ahora se colocan las cenizas en los árboles

En el Estado de México, el panteón municipal de Metepec, tiene una ocupación del 94 por ciento. Sin embargo, el titular de la Gerencia de la Ciudad de esa demarcación, Ricardo Giles Martínez, destacó que el pueblo mágico cuenta con otros 10 cementerios, nueve que dependen de las delegaciones y uno privado que también presentan una alta ocupación.

En el municipal, que es el más grande, son 34 mil metros cuadrados, ahí tenemos seis mil 217 fosas, por lo que alrededor del 94 por ciento del panteón está ocupado y solo tenemos el seis por ciento de disponibilidad. De los restantes, estos tienen un porcentaje de ocupación del 70 por ciento

Respecto al panteón municipal de Metepec, Giles Martínez destacó que recibe de forma regular mantenimiento, con el apoyo de brigadas que buscan evitar problemas en materia ambiental. De acuerdo con el artículo titulado “El impacto medioambiental de morir”, realizado por Leonardo Huerta Mendoza, de la Universidad Nacional Autónoma de México,  los embalsamientos de los cadáveres abonan a filtrar millones de litros de sustancias químicas a la tierra, los cuales se han encontrado en las aguas freáticas que se ubican debajo de algunos cementerios

De acuerdo con el INEGI, ante los altos índices de ocupación, solo 109 cementerios, de los más de tres mil 500 registrados en 2020 en el país, realizaron ampliaciones. En Metepec, una de las acciones que se lleva a cabo para tratar de aminorar la sobrepoblación ha sido  la inhumación, que da opción de depositar los restos de la persona fallecida hace tiempo en en nueva sepultura o en un nicho.

Es un tema que creo ha sido importante para la ciudadanía porque nos han solicitado mucho el servicio, pero estamos caminando a ello, si hay un fallecimiento pueden acercarse al panteón municipal y pueden recibir información sobre las inhumaciones para que los mismos familiares puedan reutilizar las fosas que tengan disponibles

La cremación o incineración es otro de los métodos que se ha empezado a realizarse tras el fallecimiento de una persona. Durante la etapa más compleja de la pandemia por COVID-19 la práctica se utilizó de forma constante  para prevenir la exposición al SARS COV 2 de las personas trabajadoras del sistema de salud, de los servicios funerarios e incluso familiares. Sin embargo, al impedir la ejecución de los rituales funerarios se limitaron los lazos de solidaridad entre los deudos y sus allegados que, de acuerdo con Mauricio García Sandoval,  buscaban canalizar los sentimientos derivados de la pérdida de un ser querido.

Hubo una afectación o un cambio, desde la ritualidad, del pensamiento, sobre que ya no pude despedir, la parte ritual y ya no cumplí con esa obligación de estar acompañando a mi difunto de poner su ofrenda, desde la vestimenta, que se le llama mortaja, el despedirse de él, y ha afectado mucho, la parte física, emocional, espiritual, social, religiosa, ya que los dolientes no tuvieron el acompañamiento de los vecinos, familiares para este proceso y ha afectado estos tiempos pandémicos

Para el académico universitario, Mauricio García Sandoval, de acuerdo con la cultura y la religión judeo-cristiana, los cementerios son el lugar que permite descansar a nuestros familiares hasta la resurrección. En el caso de la pandemia, la cremación que se hacía de forma rápida generó algunos vacíos en las tradiciones culturales, por lo que sugiere que si se realiza esta práctica es necesario conservar parte del ritual funerario. 

Destaca que ante la nueva realidad que enfrentamos, como la saturación de los cementerios, es necesario  adaptarnos, sin dejar de lado aquellos que nos caracterizan como pueblo y como cultura.

Nuestra cultura por todo este sincretismo judeocristiano se piensa mucho en el cuerpo y qué pasará con él, y si se crema el cuerpo sería difícil que pueda renacer en ese despertar espiritual bíblico, y mucha gente tiene temor cremar porque cuando regresen ya no habrá cuerpo, pero la parte ideológica lleva a pensar ello, que lo mejor es el enterramiento, aunque en tiempos pandémicos nos hizo cambiar de modalidad forzosamente por medidas de sanidad y mucha gente se ha adaptado al proceso de cremación

La palabra cementerio procede del vocablo griego Koimeterion y significa “lugar para dormir”. En la actualidad los panteones y cementerios son un testimonio del pasado de una comunidad a la que se pertenece pero será necesario modernizarse en pro del medio ambiente, sin dejar de lado los ritos de nuestra cultura, donde la muerte es parte fundamental.

REBOZO MEXIQUENSE, SÍMBOLO DEL MESTIZAJE MEXICANO

Oscar Villa.

Inolvidable elemento que acompañó los rostros de actrices como Dolores del Río en la película “María Candelaria” o a María Félix en “Tizoc: un amor indio”; el rebozo forma parte de la iconografía mexicana de principios del siglo XX, aunque su origen se remonta a la necesidad que tenían las mujeres mestizas para cubrirse al entrar a los templos

Esta pieza tiene una historia y forma de elaboración única que la hacen una artesanía destacada de México y que solía ser utilizado como parte de la vestimenta originaria de algunos indígenas y que se trasladó a nuestra actualidad para portarse en fechas como  el 15 o 16 de septiembre por la conmemoración de nuestra independencia

El especialista en Antropología, Julio César Domínguez Díaz, señala en un artículo de la Revista Tenamitl que “Tenancingo es el pueblo donde esta perenne el símbolo del mestizaje y de México que es el rebozo, el cual es el más bello y fino de los que se hacen en el país” cuya elaboración consta de 14 pasos que van desde dibujar, amarrar, teñir, hasta tejer la pieza, entre otros.  

Para la académica del Centro Universitario Tenancingo de la Universidad autónoma del EStado de México, Osiris Segura Flores, ésta pieza tiene su origen desde épocas prehispánicas cuando los habitantes de dicha demarcación rendían tributo a Tenochtitlán y trasladaban entre ellos estas piezas cuya particularidad reside en las puntas, que lo diferencia de otras piezas que se elaboran en el país.

Hablando del rebozo de Tenancingo, desde tiempos prehispánicos ya se decía que esta región llevaba un tributo de mantas de algodón a la gran Tenochtitlán. Se cree que con la llegada de los españoles y de algunos productos de China, llegó la mantilla española, ahí se deduce que a estas piezas nativas se les hacía algunas arreglos a las puntas, que son del rebozo y que se hacen a través de nudos y que actualmente se usa más como un accesorio de lujo

El rebozo ha sido utilizado históricamente para realizar acciones como cargar a un bebé, cubrirse la cabeza en las iglesias o simplemente como una prenda más de vestir. Sin embargo, para el también especialista en semiología y semiótica, Julio César Domínguez Díaz, el rebozo no es solo una pieza utilitaria, ya que a principios del siglo pasado, la forma de portarlo denotaba desde el estatus socioeconómico hasta una circunstancia personal de las mujeres que lo utilizaban, ya que “decía” si ésta era soltera, casada o viuda.

Los rebozos de Tenancingo son hechos 100 por ciento de algodón con colores clásicos como el negro, azul o café, cuya calidad ha permitido que se venda en otras entidades del país o incluso en el extranjero. Para la académica auriverde, Osiris Segura Flores, esta pieza si bien se ha vuelto de lujo por los precios que tiene y que oscilan de los 800 a más de cinco mil pesos por pieza, cuenta con  un trabajo de difusión para que sea utilizado por las nuevas generaciones en diversas modalidades, como faldas, vestidos o bufandas.

La característica del rebozo de Tenancingo es que está hecho 100 por ciento de algodón y el terminado en las puntas es anudado, y aunque generalmente se venden en la región, se llevan a Estados como Guanajuato o Morelos o incluso se han vendido en países como Estados Unidos, Alemania, Francia y en algunos otros lugares de Europa o Asia.  Actualmente se ha hecho un trabajo de difusión para que sea usado por personas jóvenes, y la intención es que no sea de un solo uso del mes de septiembre

Los fines de semana en la calle 14 de marzo del municipio de Tenancingo, así como en el mercado de dicha municipalidad, se puede encontrar la venta de  diversa piezas artesanales, entre las que por supuesto destaca el rebozo, cuya elaboración se ha visto modernizada y donde las manos que las fabrican han optado por incluir nuevos colores brillantes o diseños que atrapan con sus formas, los cuales en promedio pueden tardar hasta seis meses en su elaboración

Los rebozos de Tenancingo son de tal fama y reconocida calidad, que incluso, el especialista en antropología Julio César Domínguez Díaz, destaca que tres piezas de este tipo formaron parte del vestuario utilizado para la película “Tizoc: Amor Indio” en 1957, protagonizada por Pedro Infante y María Félix y que dirigida por Ismael Rodríguez, señaló el especialista en una entrevista al medio ALCOMM

Esta prenda de vestir ha traspasado su uso social, ya que  también ha sido material para la inspiración de otras obras artísticas, como para el escritor michoacano Xavier López Ferrer, autor de la novelaEl Rebozo de Soledad” que posteriormente fue llevada al cine y que se hizo acreedora a nueve premios Ariel en 1953. O bien al ser el tema central de la canción interpretada por la actriz y cantante mexicana de origen colombiano, Sofía Álvarez o al ser componente frecuente de los autorretratos de la mundialmente reconocida Frida Kahlo o de los vestuarios de los bailes mexicanos tradicionales