Cáncer de mama: ¿hay alternativa para reducir complicaciones de quimioterapia?

Ginarely Valencia.

Una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) determinó que la inulina, un carbohidrato presente en el agave, reduce los malestares gastrointestinales causados por la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama.

A través de un ensayo clínico realizado durante 2017 en el Centro Oncológico del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM) se comprobó que hubo disminución de náuseas, vómito y diarrea en las pacientes que participaron en este estudio.

Viviana Sánchez Pichardo fue una de las pacientes que participó en la investigación. Cuando tenía 58 años, experimentó uno de los dolores físicos y emocionales más fuertes en su vida al ser diagnosticada con cáncer de mama.

Este es el tipo de cáncer que más vidas de mujeres cobra en México, de acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al 2010.

A mí se me hacía una operación común como todas las operaciones y dije, pues me quitan el pecho y ya vuelvo a la vida. Más le temía yo a las quimioterapias. De hecho a la segunda quimio me dio de todo hasta le dije a mis hijos: ‘ya déjenme morir’

Las complicaciones iniciaron después de la mastectomía. Las quimioterapias de las que tanto había escuchado hablar, era lo que más temía.

De acuerdo con el especialista en oncología médica del ISSEMYM, Saúl Campos Gómez, el cáncer se manifiesta cuando se altera el ciclo celular. El mejor tratamiento es la quimioterapia aunque tenga efectos adversos, principalmente, en el sistema digestivo.

Estos son tratamientos que no están tan avanzados para ser específicos solamente de afectar las células cancerígenas. Actúan más sobre las células que se dividen más rápido pero de alguna manera también actúan en el resto de las células del cuerpo y puede causar algunos efectos secundarios que es lo que conocemos como los efectos adversos de la quimioterapia

INULINA DE AGAVE, LA ALTERNATIVA

Juan Jesús Valdés Andrade, egresado de la Maestría en Ciencias de la Salud de la Facultad de Medicina de la UAEM, exploró el agave más allá de su uso para la producción de destilados.

Considero que muchas sustancias orgánicas no se les está dando la oportunidad en la industria farmacéutica para ser usado en este contexto con diferentes tipos de neoplasias y especialmente la inulina que ocupamos del agave. Es algo importante porque el tequila es un producto nacional que se extrae del agave y no nos habíamos informado que está parte de la extracción de la inulina fuera fundamental para el área de la salud

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Oriente de Cuba, en el mundo se han identificado alrededor de 36 mil especies vegetales que poseen inulina y los primeros estudios de los efectos de esta sustancia en seres humanos aparecieron desde el siglo XIX.

Alexandra Soto Piña, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México, indica que la inulina es un carbohidrato que favorece el funcionamiento intestinal.

La inulina de agave una vez que es ingerida, en el intestino se fermenta por medio de bacterias. Entonces es un prebiótico que son sustancias que favorecen el crecimiento de microorganismo dentro de la microbiota intestinal. Y la microbiota está muy asociada al sistema inmunológico

Este polvo blanco, sin olor y sin sabor fue empleado por investigadores de la UAEM para disminuir los efectos adversos de la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama.

DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN

La señora Viviana fue una de las 38 mujeres que participaron en el estudio de Juan Jesús Valdés Andrade, egresado de la Facultad de Medicina de la UAEM y del cual resultó la tesis: “Atenuación de eventos adversos gastrointestinales mediante la suplementación con inulina en mujeres con cáncer de mama tratadas con antraciclinas”.

En noviembre de 2017 se realizó el ensayo clínico doble ciego con mujeres con cáncer de mama tratadas con ciclofosfamida y doxorrubucina. Al azar, la mitad de las pacientes ingirieron diariamente 15 gramos de inulina de agave y la otra mitad fue un grupo placebo a las que se les administró 15 gramos de maltodextrina. La sustancias fueron administradas durante 21 días después de la quimioterapia.

Los investigadores dieron seguimiento a las pacientes, en el que se determinó mejoría en los efectos adversos, así lo aseguró Soto Piña.

La mayoría de las quimioterapias producen alteraciones gastrointestinales como son vómito, diarrea, náusea y afecta el estado de nutrición de los pacientes. El objetivo de usar la inulina era determinar si pudiera haber menos efectos a nivel gastrointestinal y dos determinar si la toxicidad de la quimioterapia pudiera verse reducida

LOS RESULTADOS

Los principales resultados fueron la reducción de los efectos adversos de la quimioterapia en las pacientes tratadas con inulina de agave. La investigadora de la Facultad de Medicina señala que los beneficios de la sustancia fueron progresivos.

Estos resultados fueron muy interesantes porque vimos que la inulina a los cinco días de tratamiento disminuyó la náusea y la diarrea. También fue significativo el vómito, también se redujo. A los 21 días se vio una mejoría en la calidad de vida en la pacientes que consumieron la inulina. Algunas de ellas que tenía la presión arterial alta, vimos que estás mujeres que llevaban una presión arterial alta la disminuyeron

Este estudio demostró que la inulina redujo la citotoxicidad en las pacientes después de la quimioterapia, por lo que esta sustancia pudiera ser una alternativa para mejorar la salud de las pacientes, que tan sólo en el el Centro Oncológico del ISSEMYM se han atendido alrededor de cinco mil mujeres mexiquenses con cáncer de mama de 2005 a 2018.

La investigación de la UAEM es un avance de lo que pudiera desarrollarse en un futuro para aplicar los beneficios de la inulina de agave a otros tipos de cáncer, concluyó Juan Jesús Valdés Andrade, egresado de la UAEM.

Marca una pauta respecto al uso de sustancia orgánicas que pueden ser usadas en dosis farmacológicas para modular eventos adversos de tipo gastrointestinal y con esto modificar o modular de una manera favorable la calidad de vida de las pacientes

Cuando Viviana conoció la inulina de agave la llamó polvitos mágicos porque le ayudaron a mejorar su salud después de las quimioterapias. Pero no se trató magia, fue un desarrollo de la ciencia.

Un comentario en “Cáncer de mama: ¿hay alternativa para reducir complicaciones de quimioterapia?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s