Sor Juana Inés de la Cruz: Aportación Social y Literaria

Daniela Sandoval.

Evocar su nombre es aludir a la obra poética más sobresaliente de la lengua castellana. Sin embargo, no todas sus composiciones gozan de la misma popularidad que su apelativo.

Conocida, fundamentalmente, por su nombre religioso, Sor Juana Inés de la Cruz fue autora de innumerables poesías que la llevaron a ser reconocida como una de las exponentes más importantes de la literatura en español del Siglo de Oro.

Pero la obra escrita por la también llamada “Décima Musa” no sólo se reduce a la poesía. Exploró otros géneros líricos aunque son poco conocidos debido al estilo barroco que la caracterizó, así lo señala el crítico literario y egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, Luis Chumacero.

Su vasta obra incluye lírica, villancicos, letras sacras, loas, comedias, sainetes y prosa, con una escritura que además de crear una obra de arte, en el sentido de la belleza de la emoción, se hacen un tanto oscuras para muchos lectores que no están familiarizados con el culteranismo

MÁS ALLÁ DE LA POESÍA

Los villancicos fueron un género poético  considerado fundamental en el trabajo lírico de Sor Juana. De acuerdo con el escritor de la UNAM, Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana escribió villancicos con la finalidad de acercar las historias de la Navidad y los milagros de algunos Santos a la gente que no estaba vinculada con la literatura y el lenguaje.

Una importancia en la obra de Sor Juana son los villancicos, de los que se han conservado una buena cantidad. Son una combinación de ingenio y emoción que se unen a la sencillez del lenguaje porque se cantaban en los templos. Y había que esmerarse porque esos públicos asistentes carecían de una formación literaria. Entre sus villancicos más conocidos está el de San Pedro de Nolasco que se cantó en la Iglesia Metropolitana de México

Nacida en Nepantla, Estado de México, Sor Juana Inés de la Cruz cultivó su obra literaria a raíz de las circunstancias de su vida. Fue una artista que revolucionó la forma de pensar y cuestionó las convencionalidades de una sociedad donde el conocimiento y el anhelo por aprender, eran destinados exclusivamente a los hombres, así lo señala la escritora y también egresada de la UNAM, Carmen Nozal.

Tuvo la determinación para vencer el sinfín de hostilidades que encontró en su camino y demostró que la mujer podía realizarse fuera de la cocina y de las tareas del hogar. Abrió la posibilidad de que la mujer de esa época pudiera acceder al conocimiento y de este modo liberarse del aislamiento y la ignorancia

La célebre escritora mexiquense ingresó al convento de San Jerónimo en 1669, donde pasó el resto de su vida. Durante esos años destacó en su ejercicio religioso, así como en la escritura.

Sin embargo, la estancia en este monasterio, lejos de apartarla, desató su curiosidad por el mundo que la rodeaba. Escribió sobre los conocimientos que adquirió, así como de las labores que ahí realizaba y que formaban parte de su cotidianidad.

Fruto de estas actividades, el investigador de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, Hugo Alberto Leyva Marín, asegura que la monja jerónima fue también autora de un recetario de cocina, otro de los aspectos poco conocidos de su vasta obra.

Los villancicos tampoco son muy conocidos, pero seguramente lo que aún es menos conocidos es su libro de recetas. Para una mujer como Sor Juana Inés de la Cruz, en la cual la inquietud del conocimiento no se limitaba únicamente a ese deseo humano del sentido de la trascendencia, de qué es el amor, qué es misticismo, quién es Dios, quién soy yo; sino también su mirada se ampliaba hacia las cosas cotidianas de qué es lo que estoy cocinando, en qué mundo estoy viviendo, quién es el sujeto frente a mí y por qué se molesta de que una mujer sea inteligente. Y su enfrentamiento a los convencionalismos para demostrar que era una mujer independiente e intelectual

LA COMPLEJIDAD LITERARIA DE SOR JUANA

También llamada la Fénix de México, Juana Inés incursionó en las artes escénicas. Realizó dos obras de teatro: “Los empeños de una casa” y “Amor es más laberinto”.

De acuerdo con el investigador Leyva Marín, la creación dramática de Sor Juana Inés de la Cruz fue socorrida por muchas figuras literarias y retóricas, tanto en su poesía como en los diversos géneros que exploró, lo que hace complejas las interpretaciones de su obra.

No obstante, asegura que la Compañía Nacional de Teatro ha montado algunas de las composiciones realizadas por la Décima Musa pese al reto que representan.

¿Por qué no mucha gente no la lee o por qué no mucha gente la monta? Porque hasta a veces parece ser peligroso. Es decir, cualquiera de sus textos es un monstruo para entenderles. Creo que a veces es más el pedestal donde la hemos colocado que comprenderla ampliamente. La Compañía Nacional de Teatro ha montado sus obras. Todos los actores tienen años de experiencia y cuando los ves hablar a Sor Juana entiendes lo que es la obra dramática escrita por ella

SU OBRA ESCRITA: UN REFERENTE HISTÓRICO

Juana Inés abordó un sinfín de temáticas que no eran estudiadas por las monjas de la época. De acuerdo con la escritora venezolana, María Eugenia Leefmans Zurita, entre estos temas podemos encontrar el amor y desamor, lo religioso y lo profano, pero también la sátira y la comedia.

Leer a Sor Juana nos conduce por senderos inesperados, hay coquetería y sensualidad entre sus versos. En estos sonetos, clasificados satíricos burlescos, poco divulgados, vemos también que la joven de Asbaje y Ramírez no estuvo alejada de la infidelidad en la corte. Hay que reconocer que la poesía de Sor Juana es atrevida en cuanto a lo que dice y opina de los hombres, por lo tanto, su poesía es de vanguardia

La escritora Leefmans Zurita sostiene que las creaciones de la poeta mexiquense son consideradas pioneras en la proclamación del derecho a pensar y escribir sin importar la condición de género. Fue referente para el movimiento feminista en Inglaterra, uno de los fenómenos sociales más importantes a nivel mundial.

Que nuestra jerónima era reconocida en Inglaterra en el siglo XIX cuando comenzaron los movimientos feministas. Su poesía aparece en 1803 en uno de los libros de la novelista y feminista inglesa Mary Hays.

A más de 300 años de su fallecimiento, los especialistas aseguran que además del aporte literario de Sor Juana Inés de la Cruz, se debe revalorar la contribución social que manifestó a través de sus obras.

Para el investigador de la UAEM, Hugo Alberto Leyva Marín, explorar las composiciones que realizó la Décima Musa, y que fungieron como difusoras de las desigualdades entre hombres y mujeres, permitirá entender la importancia que representan para la literatura universal.

Que tengamos la oportunidad de contar con un bagaje literario tan amplio como el de Sor Juana es un tesoro que en muchas ocasiones no lo tenemos tan presente. Empiezas a descubrir a la artista que era Sor Juana, descubres a la mujer, a la religiosa, a la cocinera. Cada vez que voy por la calle y que veo la situación de tantas mujeres en la calle caminando y me digo: no sé si este es el mundo que Sor Juan esperaría ver, pero sé que  es un mundo que le daría mayor curiosidad.

Conoce los eventos más importantes en la vida de Sor Juana Inés de la Cruz en el siguiente enlace:

https://cdn.knightlab.com/libs/timeline3/latest/embed/index.html?source=1nCDe4zSNdsnBEgBU_gIeMWEgO0XH-03sqRokNFnESG4&font=Default&lang=es&initial_zoom=2&height=650

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s