Copa Menstrual; Beneficios Económicos, Sociales, Culturales y a la Salud

Greta Díaz GV.

Las mujeres han comenzado a compartir y difundir tanto en sus redes digitales como en las personales el uso de las copas menstruales. A pesar de que existe desde 1930, los grupos de Facebook como “Yo uso copas menstruales” han aumentado la popularidad de este dispositivo, dejando de lado los tabúes.

¿Para qué lo vamos a usar? para introducir en nuestro cuello vaginal y ahí depositar el sangrado menstrual.

Escuchamos a Maira Gamboa Aldama, psicóloga y especialista en copas menstruales.

Durante siglos las mujeres han buscado diversos mecanismos para absorber el sangrado menstrual. Anteriormente se utilizaban fibras naturales, más adelante compresas que eran lavables. De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Buenos Aires, las primeras toallas higiénicas aparecieron en Estados Unidos en la década de 1920. Diez años más tarde, los tampones daban a la mujer la posibilidad de hacer deportes y actividades recreativas. Al mismo tiempo surgió la copa menstrual, pero pasó desapercibida.

 ¿QUÉ ES UNA COPA MENSTRUAL Y CÓMO SE USA?

Es un dispositivo flexible en forma de copa, como su nombre lo indica, hecho de silicón quirúrgico e hipoalergénico. A diferencia de los tampones y toallas sanitarias, la copa está diseñada no para absorber, sino para retener el fluido vaginal, con capacidad de hasta 42 mililitros de sangre.

Maira Gamboa Aldama explica que es justamente esta característica la que hace que la menstruación ya no implique la generación de malos olores y la producción bacterias.

La mayoría de las mujeres lo que más usamos es la toalla sanitaria y despedimos un olor muy desagradable si no tenemos la higiene o cambio continuo y se vuelve más penetrante. En una copa no, porque la tenemos dentro y el fluido se queda dentro de la copa y a la temperatura que es, por eso no huele a nada

Al hablar de las copas menstruales, una de las principales dudas que se presentan en las mujeres que no la conocen es cómo se introduce y se reutiliza.

Es muy sencillo: la copa se dobla y se introduce. Su material permite que se ajuste al canal vaginal, crea un vacío y la menstruación se acumula en ella. Después de usarla de cuatro a 12 horas, depende de cada mujer, debe ser retirada, vaciada y lavada para después volver a introducirse. Para evitar infecciones, debe ser hervida al inicio y final de cada periodo menstrual.

Maira Gamboa Aldama explica que, a diferencia de una toalla o un tampón, estas pueden ser utilizadas mucho más tiempo, dependiendo del flujo menstrual de cada mujer. Además, este dispositivo permite hacer cualquier actividad sin tener la molestia de la sangre menstrual.

Es una ventaja, que si estás haciendo deporte en la playa, la copa hace que no te limite de nada. Es una ventaja, puedes entrar a nadar, puedes ir a la playa, no se sale el hilito, no se nota que la llevas. En todos los lados, que si vas en bicicleta, no vas a sentir la copa

Otra de las ventajas de la copa menstrual, es el ahorro económico ya que tiene un tiempo de vida de hasta 10 años. Si contemplamos que cada mujer invierte 60 pesos al mes en productos menstruales. Es decir, 720 al año. En una década habrá gastado al menos 7 mil 200 pesos. Una copa cuesta entre 200 y 600 pesos.

A pesar de las ventajas que representa, la publicidad se enfoca en las toallas sanitarias y tampones; sin embargo, en los últimos años, las copas han ganado popularidad y las mujeres las han adquirido por medio de Internet.

FALTA DE EDUCACIÓN Y CONOCIMIENTO SOBRE EL CUERPO FEMENINO

Mauricio García Sandoval, investigador de la Facultad de Antropología de la Universidad Autónoma del Estado de México, afirma que una de las limitantes en nuestro país es que todavía existen tabúes alrededor de la sangre, sobre todo cuando se trata de la menstruación.

Hay ciertos tabúes de ver la sangre en México. Aunque digamos que no, cuando nos analizamos críticamente, sí tenemos muchos tabúes. Ese mismo tabú es el que está causando cierto rechazo entre las mujeres de utilizar la copa. Pero conforme se vaya rompiendo ese tabú, se vaya entendiendo que es un proceso natural, se va a ver como una opción más

La primera o segunda vez que se usa la copa menstrual puede ser un tanto confuso, sin embargo, con el tiempo se vuelve práctico.

Karla Castañeda Chávez, especialista de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEM, afirma que en nuestro país las mujeres no reciben una educación adecuada en cuanto a su cuerpo y la menstruación.

El conocimiento porque muchas mujeres creen que solamente tenemos dos orificios. La parte del ano y la parte donde sale la pipí. El hecho de usar una copa menstrual te va a hacer darte cuenta que no tienes dos orificios ni uno, tienes tres. Y que uno de esos orificios es tu vagina. Para empezar el hecho de conocer tu cuerpo, saber cómo está formado. La otra parte sería de reconocerte como mujer que está menstruando y es algo con lo que vas a vivir de 35 a 45 años de tu vida

Todas las mujeres pueden utilizar la copa menstrual, desde quien comienza con su menstruación, hasta quien está por llegar a la menopausia. Existen diversos tamaños y materiales para todas las edades y complexiones. En cuanto a la edad, Maira Gamboa Aldama destaca que las adolescentes pueden utilizarlas sin problemas.

La virginidad está en la cabeza, lo que sucede con una copa también sucede con un tampón. La virginidad conlleva más experiencias que el objeto en sí mismo

VENTAJAS DEL USO DE LA COPA MENSTRUAL

Existen varios programas internacionales que buscan el empoderamiento femenino a través de las copas menstruales; las especialistas coinciden en que las niñas ya no crecerán con los tabúes de las generaciones pasadas, y que la copa ha permitido a las mujeres conectarse con su cuerpo, su feminidad y entre ellas.

Otra de las ventajas de la copa menstrual, es que tiene un tiempo de vida de hasta 10 años. Además representa un ahorro económico. Si contemplamos que cada mujer usa de 20 a 40 toallas durante un ciclo menstrual y cada paquete de 20 piezas cuesta 40 pesos, al mes una mujer gasta 60 pesos, lo que implica que al año 720 pesos. En diez años una mujer habrá gastado al menos 7 mil 200 pesos en productos relacionados con la menstruación. Una copa cuesta entre 200 y 600.

Quien ya conoce la copa y quien la ha utilizado, como ambas especialistas, afirma que le ha permitido ponerse en contacto con su cuerpo.

Anuncios

Un comentario en “Copa Menstrual; Beneficios Económicos, Sociales, Culturales y a la Salud”

  1. Las invito a unirse a este grupo ahi pueden encontrar otros articulos buenisismos, sobretodo de como evitar copas piratas, la historia de las copas y los cuidados de la copa (cuando y como limpiarla, etc), tambièn las chicas comparten experiencias, hay un album sobre las toallas femeninas reusables, asesoras que les podrìan ayudar a encontrar su copa ideal y un post especial dedicado a las ventas https://www.facebook.com/groups/ecolunas/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s