DIGITRADUCTOR, TECNOLOGÍA EN BUSCA DE LA PRESERVACIÓN DE LENGUAS INDÍGENAS

Greta Díaz GV.


El celular se ha convertido casi en una extensión de nuestro cuerpo. Tanto que seis de cada diez mexicanos mayores de seis años, son usuarios de la telefonía celular, así lo reveló el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática en 2017. Ahora pensemos ¿cuántos de los contenidos que vemos en un celular están en español? ¿cuántos están en inglés? y ¿cuántos en alguna lengua indígena?

De acuerdo con Juan Gabino González Becerril, académico del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población de la Universidad Autónoma del Estado de México, la tecnología no solo ha contribuido a la pérdida de las lenguas indígenas sino también de la cosmovisión de estos pueblos.

El celular te vincula al proceso de la globalización, puedes entrar desde tu celular a cualquier parte del mundo pero no habla maya, otomí, mazahua, no habla inglés o español en todo caso. Los jóvenes en las comunidades se comunican por celular pero ya no por náhuatl, español. Como los jóvenes tampoco saben cómo se escribe una palabra en mazahua, ese es el problema. Anteriormente la comunicación era en el barrio, en los juegos y todo era en la lengua, hoy no. Lo que tú ves en la ciudad del joven que está en su celular, en las comunidades hay una réplica.

PÉRDIDA DE IDENTIDAD

De acuerdo al INEGI, el 6.5 por ciento de la población mexicana habla una lengua indígena, sin embargo, González Becerril afirma que los jóvenes ya no quieren hablar náhuatl, otomí, maya o mixteca. Esto se ve reflejado en el Estado de México, ya que el 60 por ciento de los hablantes de lengua indígena son mayores de 60 años.

Para el investigador esta situación es alarmante, ya que la lengua es parte de la identidad de los pueblos.

La lengua es parte del individuo, es parte de su identidad que lo hace distinto al otro, distinto en términos de sus expresiones, en términos de la escritura, de la comunicación, de la caligrafía, de la semántica, entonces entramos a otro terreno. Pero es parte de la identidad como individuo, como ente social.

A pesar de que la tecnología y la globalización han alcanzado a los pueblos originarios de nuestro país, también pueden ser utilizadas para preservar su cultura. Tal es el caso de la aplicación “Digitraductor” creada por Daniel Joel Aguilar Gutiérrez y Raúl Camacho Mendizábal, estudiantes de Ingeniería en Software de la UAEM.

DIGITRADUCTOR, AL RESCATE DE LENGUAS ORIGINARIAS

El “Digitraductor” permite tomar una foto de un texto y traducirlo de español a náhuatl y maya, las dos lenguas originarias más habladas en nuestro país.

Muchas de las personas que hablan alguna lengua indígena, porque ya no les entiende alguien, deciden tratar de hablar español. Lo que queremos es que no se fuercen a cambiar su lengua natal por español. Ayudarlos a conservar esas lenguas, ayudarlos a saber que las cosas ya pueden estar en su lengua. Para preservar tendríamos nuestra base de datos. Y los audios, es digital, siempre estaría disponible.

Daniel y Raúl observaron en sus respectivas comunidades que las personas daban un trato desigual a los indígenas. Estas diferencias también se muestran en las estadísticas pues de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de desarrollo Social , siete de cada tres hogares indígenas están en situación de pobreza, mientras que los no indígenas son cuatro de cada diez.

Así mismo, de acuerdo con el INEGI, 23 por ciento de los hablantes indígenas son analfabetas. Por otro lado, mientras que los mexicanos promedio de 15 años logran estudiar hasta tercero de secundaria, los indígenas no terminan quinto de primaria. Tomando en cuenta estos grados de escolaridad, el “Digitraductor” también convierte los textos en audio náhuatl y maya.

Gabino González Becerril explica que estas diferencias se reflejan en todos los ámbitos sociales.

El hecho de que los indígenas hablen una lengua distinta diferente al estándar que es el español ya lo ubican en un asunto de desventaja y vulnerabilidad, no solamente en los indicadores que hablamos acá. Sino vulnerabilidad en términos económicos, políticos, porque reduce participación política, se excluye. Se reduce su participación en un asunto jurídico porque no hay traductores.

LENGUAS INDÍGENAS Y DISCRIMINACIÓN

La UNESCO creó un mapa interactivo que demuestra que en México existen 143 lenguas indígenas que podrían perderse, de esas, 32 están seriamente en peligro, es decir, sólo las hablan los adultos mayores; y 21 están en situación crítica ya que únicamente se hablan esporádicamente.

De acuerdo con el investigador de la UAEM, el tomar la decisión de no aprender o hablar una lengua indígena es una forma de autodefensa ante la discriminación. Afirma que la sociedad todavía discrimina y excluye a las personas originarias en ámbitos de la vida cotidiana.

Inclusive, Itzel Palestina Lozada, abogada del Centro Zeferino Ladrillero, afirma que, a pesar de que existe un marco legal que permite a los indígenas tener traductores e intérpretes en los juicios penales, muchas veces lo jueces les inconforma.

Muchas veces nos ha tocado ver que no están de acuerdo con el uso de los intérpretes porque alarga mucho las audiencias. El juez habla, el intérprete lo traduce, y preguntan y tienen que traducir, es una triangulación. A los jueces les molesta, no es un patrón o algo identificado de forma sistemática. Pero no es tan ágil y a los jueces no les agrada mucho.

Inicialmente Daniel y Raúl habían pensado en su proyecto como una ayuda jurídica; ahora lo ven en diversos ámbitos, uno de sus sueños es que pudiera ser empleado para traducir textos clásicos como Don Quijote de la Mancha.

Ámbito jurídico, en la educación también hay oportunidad muy grande. Que los libros de texto lleguen a esos niños que no hablan español y que tengan esa oportunidad. Podríamos rescatar las lenguas, documentos antiguos. 23:00 que a la gente le lleguen los documentos en su lengua, que se use en la educación, para rescatar la lengua, que sea a grande escala: que un quijote esté traducido en maya, náhuatl o zapoteca. Algo así. Podríamos rescatar las lenguas, documentos antiguos y a muy grande escala, México no es el único país con lenguas indígenas. Sino que cada país tiene lenguas y eso sería ya viéndolo muy a futuro, esa aplicación.

Poco a poco Raúl y Daniel agregaran más vocabulario a su aplicación, además incorporarán más lenguas no sólo originarias de nuestro país, sino de muchos otros.

Su principal objetivo es permitir la traducción de distintas lenguas originarias y emplear la tecnología para beneficiar la conservación de miles de lenguas en el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s