Cien Años de Juan Rulfo

Carlos Escutia.

De los cerros altos del sur, el de Luvina es el más alto y el más pedregoso. Está plagado de esa piedra gris con la que hacen la cal, pero en Luvina no hacen cal con ella ni le sacan ningún provecho. Allí la llaman piedra cruda, y la loma que sube hacia Luvina la nombran Cuesta de la Piedra Cruda. El aire y el sol se han encargado de desmenuzarla, de modo que la tierra de por allí es blanca y brillante como si estuviera rociada siempre por el rocío del amanecer; aunque esto es un puro decir, porque en Luvina los días son tan fríos como las noches

Este es un extracto de “Luvina” en la voz de Juan Rulfo, el escritor jalisciense que inmortalizó a Comala, Juan Preciado y a Susana San Juan.

A cien años de su nacimiento, en México y el mundo se celebra la vida y obra de este autor, quien para Martha Elia Arizmendi Domínguez, especialista en literatura mexicana e investigadora de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, siempre tendrá vigencia, ya que sus historias y personajes se siguen leyendo y estudiando.

Yo creo que la vigencia de Rulfo será siempre. Por ejemplo, cuando alguien quiere hacer una tesis sobre Rulfo le dicen: “¿Qué vas de Rulfo si todo ya está dicho? Si todo está dicho, lo que dicen ellos, pero no yo. Yo quiero decir lo mío. Tan es vigente que, a cien años universidades y otros centros culturales están dedicando ciertas actividades a la obra de Rulfo a los cien años de su nacimiento

Su nombre completo fue Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno. Cuando tenía seis años murió su madre y a los diez, su padre. Vivió con su abuelo, quien le presentó al cura del pueblo de San Gabriel, Jalisco. Este padre tenía una biblioteca basta. Ahí fue donde se interesó por la literatura y leyó las obras clásicas.

En Guadalajara siguió sus estudios, sin embargo, por los embates de la guerra cristera, decidió trasladarse a la capital del país, donde ingresó a la licenciatura en Letras, pero no la culminó.

Gerardo Meza García, especialista en literatura fantástica, refiere que Rulfo fue un misterio. Fue muy hermético para hablar de él y su obra. Sin embargo, se le considera muy hábil para escuchar lo que pasaba a su alrededor, eso lo llevó a su obra, al darle la voz a personajes de poblados muy alejados.

Estaba acostumbrado a escuchar, a callar. Él era un gran oidor, escuchaba mucho a la gente. Esa cualidad de escuchar la proyectó en sus libros. Siempre trato Rulfo de rescatar la forma de hablar de los habitantes de Jalisco, donde se desarrolló toda su infancia. Entonces esta capacidad de oír y de reproducir en sus relatos. Estas formas de hablar, que son muy poéticas, lo hizo retraído. Le gustaba escuchar, más que hablar, le gustaba escuchar. Por eso en su vida concedió pocas entrevistas

A pesar de esta actitud reservada, Martha Arizmendi considera que los cuentos y las novelas de Rulfo están llenas de vida, al poder llevar a la ficción esos paisajes rurales, la forma de hablar de la gente del campo y a retratar la vida cotidiana de los mexicanos después de la Revolución.

En su obra no se ve, no se ve esa timidez. Al recoger esto, también recoge el lenguaje. Él nace y vive parte pequeña en Los Altos de Jalisco y después ya se relaciona en su edad ya madura, porque ya madurón comienza a escribir, comienza a relacionarse, pero sí era retraído. Las fotografías que tenemos de él, que conocemos, se le nota eso

Además de escritor, Juan Rulfo fue fotógrafo. Su ojo inmortalizó la vida de los poblados alejados de los grandes municipios. En algunas imágenes se ven haciendas en ruinas a punto de caerse, en otras a algunos campesinos en medio de surcos de tierra.

Meza García afirma que esta habilidad se compara con los grandes fotógrafos mexicanos como Gabriel Figuera.

Él siempre andaba con una cámara bajo el hombro. Empezó a tomar fotografías por gusto. Tenía un ojo para hacer fotografías de los grupos étnicos, de las regiones indígenas, de las casas en ruinas, de las haciendas cayéndose. Es un ojo muy fotográfico, casi heredero de Gabriel Figuera como fotógrafo. Muy buen fotógrafo fue Juan Rulfo. Son de esos talentos dobles, que además de ser literatos también fue excelente fotógrafo

Entre sus obras se encuentra El gallo de oro, El llano en llamas y Pedro Páramo. Con esta novela, Rulfo ha sido reconocido mundialmente durante las últimas décadas. Se publicó en 1954. El investigador Gerardo Meza subraya que es un título simbólico, ya que Pedro se asemeja con piedra, fundador de iglesia. Tiene vasos comunicantes con la religión católica.

Por otra parte “Páramo”, una gran extensión de tierra, el lugar donde transcurre la historia, Comala, un lugar caliente, lleno de tierra. Un pueblo en ruinas.

Pedro Páramo es efectivamente una de las novelas más importantes de la literatura universal. Ha habido escritores tan importantes como Jorge Luis Borges que dice ques es una de las mejores novelas, él hablaba de la literatura latinoamericana. Yo me atrevo a decir que es una de las mejores novelas de la literatura mundial. Además habría que decir que Pedro Páramo se ha reeditado muchísimas veces, también editada por el Fondo de Cultura Económica. Podríamos decir que es una de las novelas que más se ha traducido a otras lenguas. Se ha traducido a más de cuarenta lenguas, lo cual es muy importante

Juan Rulfo falleció en la Ciudad de México en 1986. Gerardo Meza considera que la vigencia de Rulfo radica en la muerte, un tema que se manifiesta en toda su obra. Los personajes de sus historia mueren de una forma tierna. Nos recuerda que la muerte es parte de nuestra vida.

Al final, como Pedro Páramo, daremos un golpe seco contra la tierra y nos iremos desmoronando como un montón de piedras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s