Talento universitario en el Museo Europeo de Arte Moderno

Carlos Escutia.

En la galería del Museo Europeo de Arte Moderno yace un retrato que se forjó sobre un caballete en la ciudad de Toluca. Los trazos reflejan las emociones de un universitario de la Universidad Autónoma del Estado de México; David Octavio Morales Soto.

Desde que egresó de la licenciatura en Artes Plásticas de la UAEM  ha vivido de los dibujos y pinturas que realiza. Durante su paso por la carrera, supo de certámenes, salones anuales y concursos internos, en los que participó y ganó estímulos económicos con sus creaciones.

Cuando culminó sus estudios universitarios en 2013 tuvo pocas oportunidades laborales. Sin embargo, en 2015 obtuvo una beca de jóvenes creadores que otorga el gobierno federal. El proyecto consistió en realizar retratos de mujeres en su ciclo menstrual, los cuales fueron hechos a base de materiales perecederos, como tierra o agua.

Me di cuenta que estaba abierta una convocatoria, un estímulo para jóvenes creadores del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes, el Fonca. Ahí quedé, me seleccionaron, me llamaron. Y fue ahí cuando me empezaron a pagar, por lo que yo hacía realmente. Lo que me permitió dedicarme concretamente a la pintura y no a ser maestro albañil o diseñador u otras cosas, que realmente me quitaban el tiempo o no hacía lo que me gustaba

PRIMERAS EXPOSICIONES

Ese fue el inicio de muchas oportunidades más. La Universidad de Guadalajara le compró una obra y le otorgó un estímulo económico en 2015. Empezó a exponer en varios estados alrededor del país. Su primera exposición fue en Zacatecas, cuando fue seleccionado en la Bienal Nacional de Pintura “Pedro Coronel”.

Participó en la convocatoria del Museo Europeo de Arte Moderno. Su creación formó parte de una serie que tituló “Anatomía de una Esperanza”, obras que instaron a mejorar la situación de México.

Cuando fue lo de Europa, lo del Museo del Museo de Arte Moderno de Europa. Veía que había certámenes a nivel internacional y ya traté no sólo estar en la cuestión local. Saqué la foto de una pieza, la mandé al museo europeo, cuando se abrió un concurso con lo mismos requisitos que hay aquí en México. Y pues mandé la pieza. Algo curioso es que cuando la mandé, se quedó en la aduana dos semanas, porque consideraban que pudiera ser peligroso para los españoles, que llegara un paquete de aquí de México, por la cuestión de la violencia

Al museo les gustó el retrato que realizó Morales Soto, por lo cual le otorgaron un estímulo económico. A partir de ello, ha trabajado con varias galerías, donde le piden trabajos, para venderse.

EL DETONANTE DE SU PASIÓN POR EL ARTE

David Morales es oriundo de Tequixquiac, un municipio la norte del Estado de México. Parte de su producción artística nace de su vida en esta zona y su encuentro con la capital mexiquense.

La producción plástica nace a partir de un detonante emotivo. En este caso, yo no soy de aquí, de Toluca. Soy de un lugar que se llama Tequixquiac, al norte del estado de México. Ahí no hay universidades, yo tuve que venirme a vivir acá, para estudiar. Cuando llego aquí, todo es muy diferente. Gran parte de lo que yo hago, de mis trabajos, son en relación a lo viví allá con lo que vivo acá, es como una especie de encuentro, entre ambas vivencias. Mi infancia con lo que vivo ahorita

Una parte de su familia se dedica a la ingeniería y la otra a la docencia, sin embargo, el universitario tomó otro camino. Desde su niñez le gustaba dibujar, pasión que lo llevó hasta sus estudios universitarios. Su familia siempre lo ha apoyado, agradece el soporte que le han otorgado en todos sus proyectos.

CONCEPTUALIZACIÓN DE SU OBRA

Morales Soto transformó su idea del arte, de dibujar y pintar. Durante la licenciatura observó que va más allá de plasmar líneas y colores en un lienzo, se trata de transmitir emociones y mensajes.

Me di cuenta que el arte no es pintar por pintar, sino es conceptualizar tus pensamientos de forma que generen algo en el otro, es decir, poder transmitir algún contenido positivo en el espectador. Algún mensaje, algo que proponga, algo complejo, algo que haga pensar a las demás personas, que se den cuenta que por lo menos  existen en un sitio, que está ahí. Yo creo que la pintura es la relación directa que tengo con el mundo

Sus principales influencias son el pintor Gilberto Aceves Navarro, los filósofos griegos, el cine de Luis Buñuel, los escritores José Emilio Pacheco y Joseph Conrad. Todo en su conjunto, lo instan a pintar. También expone y vende su obra en galerías independientes.

LA CONCEPCIÓN DEL ARTE EN MÉXICO

Aunque observa que el arte en México es apreciado, percibe que continúa siendo para círculos económicos y culturales altos.

El arte siempre ha sido elitista, el arte no es para cualquier persona. Hay dos tipos de personas que pueden entrar al arte, lo que tienen un capital cultural y capital económico, no puedes entrar de otra forma. Si tu capital cultural es bajo, no puedes entender el arte y nunca lo vas a consumir. Si tu tienes el capital económico elevado, por ende vas a tener el capital cultural elevado, porque tienes mucho dinero y necesitas consumirlo y las relaciones públicas se hacen en galerías de arte, en museos, en conciertos, en fiesta privadas. En lugares donde convergen los mismos empresarios

Morales Soto afirma que si alguien quiere comprar una obra de un artista reconocido el costo es muy alto. Percibe también que hay muchas obras que son importantes, pero no están a la vista del público por los medios en que se desenvuelve. Además, considera que en México es complicado que la gente visite un museo. Existen otras prioridades antes del goce estético.

El egresado de la UAEM afirma que transmite, a través de su pintura, un sentido optimista de la realidad. Insta a mejorar las condiciones sociales en las que vive México. Con sus obras, espera que la población aprecie más las manifestaciones artísticas y no sea tan apático a los eventos culturales.

Lo veo con mucho optimismo todo, es decir, pues estamos a tiempo de hacer todo lo que tú quieras. Vivimos una época de cambio de siglo. En los cuarentas y cincuentas veían los dosmiles como un alivio de todos los males de ese entonces. Cuando llegan los dosmiles, se dan cuenta que están peor que los cincuenta, estamos peor que antes. Mi pintura por eso es optimista porque permite pensar al espectador que estamos a tiempo de hacer cosas buenas. Yo pretendo cambiar algo mediante el arte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s