Gonzalo Martínez Barrera; Premio COMECyT 2016

Carlos Escutia.

La ciencia ha sido la transformadora de muchas cosas, de la misma evolución del mundo. Porque ahí está la ciencia, la tenemos enfrente de nosotros. La ciencia puede y es transformadora de muchas muchas ideas. Yo creo que es vital. Sin ciencia un país no podría existir

Así concibe la ciencia Gonzálo Martínez Barrera, quien desde el 2002 imparte clases en la Facultad de Química de la Universidad Autónoma del Estado de México. Está convencido de que un pueblo educado, es un pueblo que se transforma y evoluciona.

Se decidió por estudiar Física en la Universidad Nacional Autónoma de México a principios de los ochenta. Desde niño tuvo la inquietud de conocer objetos, de armar y desarmar cosas, para ver cómo funcionaban. Durante su educación básica se inclinó por las materias que trataban acerca de los fenómenos físicos.

Eso sí, hay que reconocerlo, fue una licenciatura muy fuerte, en el sentido de mucho trabajo, precisamente por ese grado de conocimiento de los profesores con lo que tomábamos clase. Eran muchas tareas, mucho trabajo. Hubo muchas materias, muchas materias en la física en la que sí aprendimos muchísimo

EL GUSTO POR LOS MATERIALES

Después estudió la maestría en Ciencias Materiales, a raíz de hacer su servicio social en el Instituto de Astronomía de la UNAM, donde trabajaba con telescopios. Su generación fue una de las primeras en estudiar este programa de estudios.

Le atrajeron los avances tecnológicos que había en el estudio de materiales. La maestría estaba enfocada en la física de los materiales, donde se involucró en el área electrónica. Sin embargo, este campo de estudios ha ido evolucionado. Ahora es ciencia, ingeniería y tecnología en materiales. El gusto siguió hasta el doctorado.

Me gustaban las cuestiones que fueran materiales aplicados, por ejemplo que hubiera industrias, en las cuales hubiese materiales interesantes. Uno de ellos, de esta área son los polímeros, los plásticos. Cuando yo ingreso a la maestría traté de estudiar polímeros. En el doctorado hice una tesis en el área de polímeros, en el área de alto impacto, materiales que son utilizados en los automóviles, materiales que son flexibles, pero de alto impacto

SU TRABAJO EN LA CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE

Algunas de sus investigaciones son acerca de materiales para la construcción, modificados mediante el uso de la radiación gamma. También se ha preocupado por los desechos, trabaja principalmente con pet, con llantas, con envases de tetrapack, pantalones de mezclilla, entre otros. Los estudia e investiga para poderlos reusar como un material compuesto para la construcción.

Después de hacer una estancia de investigación en la Universidad del Norte de Texas, en Estados Unidos, Martínez Barrera se integró a la Facultad de Química de la UAEM, donde hasta la fecha se ha desempeñado como docente.

Quiero agradecer a la Universidad todo ese apoyo que nos ha dado. Realmente es una Universidad, yo diría noble, donde se dan las facilidades para trabajar. Una Universidad que ha crecido mucho. Cuando yo llegué a la Facultad de Química, no eran más de cinco doctores. Había dos doctores en la facultad y en el año 2002 llegamos tres. Éramos cinco. Ahora son 40. Es una cantidad que sí se ha incrementado y eso hay que reconocerlo, es gracias al apoyo que da la universidad y que ha fomentado que el personal académico siga llegando

COMPROMISOS Y LOGROS

En 2017 el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología le entregó una distinción en Ingeniería y Tecnología por su trayectoria y aportaciones a la ciencia. Tiene el compromiso de trabajar, impartir clases y contribuir con la UAEM.

Que se vea que en México sí hay trabajo y la gente lo está haciendo. Que diario a diario se desempeña, aporta y más que nada, porque estoy en la Universidad en el Estado de México. Una satisfacción total. Saber que las cosas durante estos 28 años se han hecho bien, se han llevado bien acabo, se han cumplido metas, se han cumplido objetivos. De alguna manera sí es una retribución y un trabajo en conjunto, no quiero decir que yo hice todo el trabajo. También está la contribución de muchos jóvenes durante todos estos años

Dar clases y orientar a jóvenes es lo que más le apasiona de su trabajo, convivir y discutir ideas con ellos. Asesorarlos en sus trabajos de titulación y enseñarles todo lo que ha aprendido a lo largo de los años.

Ahora nos toca de alguna manera aportar ese conocimiento a los jóvenes. Yo creo que los momentos más agradables es esa satisfacción de ver a los alumnos titularse de licenciatura, graduarse de maestría o doctorado. Y saber que de alguna manera les ha servido, ahora hay ex alumnos, ex tesistas míos que son doctores y que están en el Sistema Nacional de Investigadores y que están en otros estados trabajando. Esas satisfacciones uno las tiene y son muy agradables

Agradece el apoyo y oportunidades que le han dado diversas instituciones para seguir apoyando las investigaciones que realiza. Considera, además, fundamental acercar a los niños y a los jóvenes a la ciencia. Una mayor difusión de la ciencia es fundamental para el desarrollo de un país

Gonzalo Martínez Barrera afirma que las ideas son lo que mueven el mundo. Todos los investigadores debe ver al mundo con ojos de niño y sorprenderse siempre. Además de tener amor y pasión por lo que haces.

Uno siempre anda pensando en qué hacer, qué diseñar, qué encontrar, qué investigar. De alguna manera, uno le imparte ese amor por buscar algo novedoso a los alumnos. Yo siempre menciono esa palabra. La palabra se llama amor. El amor es un palabra muy general, pero si uno se enamora de lo que hace, si uno se apasiona de lo que hace, si uno tiene esa inquietud de generar ideas, sería maravilloso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s