DE MEDIO DE TRANSPORTE A VEHÍCULO DE TRANSPORTE, EL FERROCARRIL EN TOLUCA.

El ferrocarril en Toluca

Carlos Escutia.

Polvosa y desgastada, la Antigua Estación de Trenes de la ciudad de Toluca, sigue en pie. A su alrededor, las fábricas donde se producían tabacos y materias primas, están abandonadas o fungen como bodegas. Atrás quedó su época de esplendor.

Las vías de este ferrocarril comenzaron a relucir a mediados del siglo XIX. Fue parte de un proyecto nacional que se concibió desde Benito Juárez, para conectar Veracruz con la Ciudad de México. Se continuó la obra con Lerdo de Tejada para cristalizarse durante el mandato de Porfirio Díaz.

En 1870, el gobernador del Estado de México, Mariano Riva Palacio, ideó la construcción del ferrocarril Toluca-Ciudad de México. Tenía contemplado que la estación de Toluca fuera más importante que la de la capital del país, sin embargo su proyecto no se concretó.

Doce años después, el ferrocarril llegó a la capital mexiquense: el 5 de mayo de 1882 se llevó a cabo el primer viaje. Al año siguiente se amplió la ruta hacia Maravatío, así refiere Gerardo Novo, cronista del municipio de Toluca.

A partir de ese momento Toluca tuvo un incipiente desarrollo industrial facilitada por el ferrocarril. Hubo una época en la que hubo tres ferrocarriles en Toluca: el ferrocarril nacional mexicano, que es el que venía de México a Toluca, que se conectaba con otros ferrocarriles hasta con la frontera. Ese era un ferrocarril nacional. Dos ferrocarrilitos suburbanos, uno que iba de Toluca y llegaba hasta un poquito allá de Tenango del Valle. El otro suburbano era de Toluca a San Juan de las Huertas

EL FERROCARRIL URBANO

Además, habían ferrocarriles urbanos. Estos circulaban del Jardín Reforma al centro de la ciudad con algunos ramales, uno iba hasta el inicio del Paseo Colón; otro iba hasta el Hospital Civil José Vicente Villada, donde actualmente se encuentra la Normal No. 01, ubicada en la avenida Isidro Fabela.

Fernando Díaz Ortega, historiador de la Universidad Autónoma del Estado de México, resalta que el ferrocarril transportaba  a casi toda la población del Estado de México, a finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX.

La cantidad de pasajeros que transportaba era muy importante. El ferrocarril de Toluca a Tenango estaba transportando anualmente a 360 mil  990 pasajeros. Ese número, para dimensionarlo, representaba la tercera parte de la población de todo el estado de México. Es decir, en esta pequeña vía tendríamos esa cantidad de gente, que no la transporte en un solo día. Es la misma gente que va y viene, pero era la capacidad que tenía el tren de transportarla diariamente, ida y vuelta, Era la manera en que se transportaban, era el mejor medio

PORFIRIATO Y FERROCARRIL

Además, Díaz Ortega subraya que Porfirio Díaz tuvo un papel fundamental en la concepción del ferrocarril, fue una de las obras con más relevancia que realizó en más de 30 años que estuvo al mando del país.  

Uno de los aspectos positivos del porfiriato es precisamente el ferrocarril. La cantidad de vías férreas que se se hicieron ha sido la más importante en la historia de México. Y su importancia radicó en que cambió totalmente la manera de comerciar y el tipo de industria y de empresas que se establecían. Es decir, el ferrocarril permitía o daba la posibilidad de mover grandes cantidades de personas y gran cantidad de material para comerciar, para fuentes primarias

El dos de abril de 1867 fue un día significativo para Porfirio Díaz por la llamada Toma de Puebla. Luchó contras las tropas del Segundo Imperio Mexicano, que estaban al mando de  Maximiliano de Habsburgo. Díaz logró vencerlas y salió vestido como héroe.

Por este suceso, cada dos de abril, se realizaba en Toluca una feria de productos que traía el ferrocarril de diferentes partes del país, recuerda Gerardo Novo.

Donde llegaba el ferrocarril se acostumbraba a hacer una feria en donde se mostraban todos los productos, agrícolas, ganaderos, artesanales, industriales, de arte, que podría el ferrocarril transportar. Por eso el dos de abril se hizo una exposición, donde ahora el Plaza González Arratia, donde llegaba el ferrocarril. Como medio de transporte innovador se hacían estas ferias, para que la gente dijera: “Yo que hago licores, voy  a mandar mis licores por ferrocarril para que se vendan en otras partes. Por eso eran estas ferias

EL TREN REVOLUCIONARIO

Durante la Revolución Mexicana, el ferrocarril en Toluca fungió un papel predominante. Las tropas se transportaban dentro de los vagones, cuando un grupo lograba apoderarse de alguna línea del ferrocarril obtenía más recursos para ganar batallas.

En el ferrocarril se instalaron cocinas improvisadas, tenían que cargar con braseros, ollas y platos. El cronista municipal cuenta que también este medio de transporte fue habilitado como hospital, había que hacer amputaciones, curar heridos y mantener en observación a todos los heridos que daban las batallas.

Permitían el traslado no nada más de elementos de tropas, sino también de armamento. Los ferrocarriles también transportaron a las mujeres que eran las esposas, las hijas, las hermanas de los revolucionarios y que, como no eran ejércitos organizados, aquellas mujeres en campaña eran las encargadas de dar de comer a los combatientes

Dentro del ferrocarril también se transportaban lo botines de guerra y los saqueos que se hacían en haciendas, pueblos y ciudades más grandes.

Toluca, a pesar de ser una ciudad muy cercana a la capital del país, no tuvo un papel protagonista durante la Revolución Mexicana. Para el historiador Fernando Díaz, las vías del ferrocarril fueron de gran ayuda y al mismo tiempo, un arma en contra.

Para la Revolución Mexicana servía prácticamente para todo, tanto para abastecer comida, armas, para las tropas. Como también mover grandes cantidades de personas. En nuestro país, las principales ciudades ya estaban conectadas por este medio y ese también fue su perdición, porque una de  las estrategias para evitar que los bandos enemigos pudieran salir adelante era destruir las vías, es por eso que tuvieron una gran destrucción, durante la guerra de Revolución, porque era estratégico destruirlas para evitar el contacto entre los diferentes sectores

LA CAÍDA COMO MEDIO DE TRANSPORTE

Alrededor de los cincuenta comenzó a decaer el transporte de personas por este medio, debido a la proliferación de vehículos y autobuses. La mancha urbana creció hasta tener las vías del tren a poco metros del centro de la ciudad.

El ferrocarril sigue utilizándose como transporte de carga, sin embargo las antiguas vías no verán de nuevo a pasajeros. Polvosa, la Antigua Estación de Trenes de la ciudad de Toluca, seguirá en pie.

Anuncios

3 comentarios en “El ferrocarril en Toluca”

  1. EN LA CD DE MEXICO DONDE SE UBICABA LA ESTACION DE ESTE FERROCARRIL, Y TODAVIA HAY VESTIGIOS DE ESTA??? ME LA PODRIAS UBICAR Y DECIR DE LSO VESTIGIOS

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s