BASURERO DE LA CENTRAL DE ABASTOS COMO ALTERNATIVA ALIMENTARIA

Vulnerabilidad alimentaria: recolección de comida en la basura

Greta Díaz GV.

Jitomates, cebollas, tomates y lechugas salen rodando de los botes que son vaciados en el basurero de la central de abastos. A veces también se pueden encontrar frutas como sandías, papayas, fresas y guayabas.

Las frutas y vegetales que todavía se encuentran en buen estado no duran mucho tiempo entre la basura, diversas manos se encargan de recolectarlos.

Araceli Contreras ha acudido al basurero de la central de abastos de Toluca desde la creación de esta, en 1994.

Ella y su familia son parte del 23.4 por ciento de la población que se encuentra en condiciones de vulnerabilidad por carencia de alimentación en México, que de acuerdo con el CONEVAL en 2014 había más de 28 millones de mexicanos en esta condición.

Araceli usa un sombrero para protegerse del sol y lleva diversas bolsas para cargar los alimentos que encuentra.

Aquí no tiene que darte pena porque  no le estás quitando a nadie, noestás robando, no le estás pidiendo a nadie…aquí vienes a ver lo que es bueno y lo que ya no sirve. Aquí mucha gente se muere de hambre por vergüenza, por pena porque aquí hay mucha comida que se desperdicia. A veces cuando no vengo no tengo que comer, tengo que comprar, si tengo dinero porque si no ¿de dónde?

EL BASURERO, UNA OPCIÓN DE ALIMENTACIÓN

Durante el día, muchas personas llegan al basurero de la central de abastos. Algunos buscan comida de forma meticulosa,  es lo que su familia comerá los próximos días.

Otros no son tan cuidadosos, pues la comida que recolectan la usan para alimentar a sus animales. Y los menos, van únicamente a buscar basura para reciclar. Ahí ya se conocen todos, hay quienes van diario pero también quien va una o dos veces por semana.

Araceli asiste todos los días, a veces acompañada de sus hijas, a veces sola. Los viajes al basurero de la central de abastos le permiten ahorrar aproximadamente 400 pesos a la semana.

Siempre recolecta comida para sus cerdos y pollos, y si sale algo bueno, lo utiliza para alimentar a sus cinco hijos.

En el caso mío voy para mis animales y si hay algo bueno, para mí. Chile, tomate, cebolla, eso es lo que nunca compro, de ahí sale… coliflor, brócoli, a veces corremos con suerte y sale papa, está buena. A los cerdos les doy de todo, ya sea verdura, fruta, de todo. Lo que es la lechuga, jitomate, para los pollos. Me ahorro el maíz para darle de comer

El basurero de la central de abastos tiene actividad todo el día, desde antes del amanecer hasta poco después de que se oculte el sol. Los barrenderos llegan a vaciar los botes de plástico, a veces llenos de papeles inservibles y otras veces  de vegetales y frutas en buen estado. De vez en cuando llega un comerciante a regalar lo que ya no será vendido pero sigue siendo utilizable.

Miguel Serrano, comerciante de la central de abastos, explica que cuando la mercancía no se vende debe regalarla o tirarla a la basura.

Nosotros traemos las coliflores, coles y lechugas que ya no nos sirven o buenas que todavía sirven para comer. En promedio unas 60, 50 piezas porque diario nos llega carga y ya de tercera ya no nos aguantan mucho tiempo. Entonces tenemos que irlas sacando diario porque son productos perecederos que se echan a perder. Los campesinos nos descuentan los productos que se echan a perder

LA INFLACIÓN Y LA BÚSQUEDA DE ALTERNATIVAS ALIMENTARIAS

Araceli menciona que anteriormente obtenía más comida, pero en los últimos años ha aumentado la cantidad de gente que va al basurero. Asisten pobladores de San Andrés Cuexcontitlán, San Cristóbal Huichochitlán, San Pablo Autopan, y del municipio de Temoaya, lo que implica dividir los recursos entre más familias.

Además, con los años también ha aumentado el valor de los alimentos.  Según datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor en México de diciembre de 2005 a diciembre de 2014 la inflación del costo de las frutas fue del 58.5 por ciento; lo que ha llevado a las personas a buscar diversas fuentes de alimentación.

ESPACIOS ORGANIZADOS Y REGLAS DE CONVIVENCIA

La gente que va seguido ya se conoce entre sí, inclusive se organizan y han desarrollado reglas para la convivencia, por ejemplo tienen espacios asignados dentro del basurero.

Araceli y sus hijas siempre se sitúan en el mismo lugar; al irse deben barrer y dejar todo tal como lo encontraron, no hacerlo, implica que al otro día podrían encontrar su lugar ocupado por alguien más. También tienen restricciones que les impiden recoger basura para reciclar.

Araceli tiene tantos años yendo que ya también conoce a los barrenderos y comerciantes. Si tiene suerte, le regalarán guayabas, mangos, duraznos, y hasta, yogur y carne.

 Hay comerciantes que son buenos. Una vez me tocó la buena suerte que me regalaron diez cajas de yogur y faltaban para caducarse y me la traje. Y sí nos sirvió y antes de que caducara nos la acabamos. Le mandé a mi suegra y a mis papás. Aparte de que a mis hijos les encanta el yogurt, se lo acaban

RECOLECCIÓN Y CONSUMO

Después de recolectar frutas y verduras, la gente separa en bolsas diferentes los que serán para el consumo familiar y los que serán para animales. Al igual que la mayorìa, Araceli lava y desinfecta con cloro los alimentos que serán utilizados para preparar diversos platillos.

Las desinfecto con un poco de cloro lavándolo bien hasta que salga el agua blanco y ya lo podemos utilizar. Hacemos chiles curados, el coliflor que es la que más les gusta lo capeo y lo hago en caldito. A veces traigo chícharo y hago ensalada o si no, la hago en arroz.

A pesar de lo que muchas personas creen, Araceli y su familia nunca se enferman. Ella asegura que sus hijos están acostumbrados a comer de todo. Lo único que ella pide es que la gente respete la actividad que tiene que realizar para llevar comida a la mesa.

Hay gente que  nos trata mal porque  estamos en la basura. Pero no se da cuenta la necesidad que tenemos. Para la gente de dinero las cosas que  tiran  ya no les sirve, es basura, desperdicio  pero para nosotros no. Siempre he dicho que a pesar de que estamos en un tiradero de basura merecemos un respeto porque tenemos esa necesidad. Porque también somos humanos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s