PROBLEMAS Y ALTERNATIVAS DE LA ESCASEZ ALIMENTARIA EN MÉXICO

El desperdicio y desabasto de alimentos en México

Carlos Escutia.

Para adquirir los alimentos para el sustento de su familia, Jessica Medina Morales tiene que viajar de treinta minutos a una hora al poblado más cercano.

Su humilde vivienda se encuentra en San Bartolo, municipio de Morelos, Estado de México, una de las comunidades rurales más pequeñas de la entidad.

No, por aquí cerca no. Tendríamos que ir hasta Ixtlahuaca, casi es como una hora y media. De ida y vuelta son como tres horas. Hay cosas que sí le gustan a la gente, sí les beneficia mucho lo que viene, como el arroz y la avena. En casa sí nos ayuda un poco

BANCO DE ALIMENTOS

Cada dos semanas, la señora Jessica, recibe una despensa, cuyos productos son desechados por agricultores, empresas, centrales de abasto y supermercados, pero que todavía son comestibles.

El Banco de Alimentos del Estado de México, institución de asistencia privada, se encarga de la recolección y entrega de despensas a familias con un costo del 10 por ciento de su valor en el sector comercial.

ALIMENTO DESPERDICIADO EN MÉXICO

En promedio se desperdicia al año en México 19 millones de toneladas de alimento, lo que equivale al 37 por ciento de la producción total, de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social.

Un estudio de Línea Basal de Pérdidas y Mermas de Alimentos determinó que anualmente en el país se desperdicia casi el 60 por ciento de leche de vaca; 29 por ciento de tortillas, 45 de pan, 39 de carne de pollo y 37 por ciento de huevo.

Para Martha Lilia Mejía Reynoso, investigadora de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Autónoma del Estado de México, el desperdicio de alimentos es generalizado. Se registra en el campo, empresas, centrales de abasto, hoteles, restaurantes y hogares. La  educación es el elemento fundamental para evitar ésta práctica.

No nada más está enfocado al campo. Es parte educativo en todas las áreas. En las familias. Yo creo que tenemos que romper de raíz precisamente desde la parte educativa

El campo es en donde se desperdicia la mayor parte de los alimentos. La mala logística y un precio elevado del transporte, en varias ocasiones obliga al productor a tirar parte de su cosecha en lugar de enviarlo a las centrales de abasto.

ESCASEZ ALIMENTARIA 

De acuerdo con Alberto Canul Juárez, director del Banco de Alimentos del Estado de México, las zona sur y mazahua son las que tienen más problemas de escasez alimentaria.

La parte sur del estado,en esta época del año sí tienen alimentos porque hay lluvia. Pero, una vez que termina ese tiempo, viene la sequía y una pérdida de alimentos tremenda. Está considerada esa zona del sur la más problemática. Otra de las partes donde tenemos mayor índice de escasez alimentaria es en la zona mazahua, en San José del Rincón, Villa Victoria, San Felipe del Progreso.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en 2012, reveló que en México 27 millones de personas vive en pobreza alimentaria y casi el 13 por ciento sufre desnutrición crónica, entre los que se encuentran más de un millón de niños.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA POBREZA ALIMENTARIA

El desperdiciodesabasto de alimentos favorecen el crecimiento de estos índices. La especialista en agronomía, Mejía Reynoso, afirma que además los productos chatarra influyen para que exista una mala alimentación en comunidades alejadas.

Tenemos mucho desperdicio, pero también hay desabasto. Ya hay mucha competencia, llegaron muchos alimentos de otros lados. Desafortunadamente son alimentos envasados, alimentos chatarra, que no nutren

La falta de apoyo por parte de la administración pública es otra de las razones para que no haya suficiente abasto de alimentos en comunidades alejadas. El crecimiento poco planeado de unidades habitacionales abona a que los alimentos escasean.

APROVECHAMIENTO DE DESPERDICIOS

Martha Lilia Mejía Reynoso asegura que también se deben aprovechar los desperdicios orgánicos, los cuales pueden ser utilizados como composta, incluso los huesos de las carnes se muelen para ser reutilizados.

A pesar de que el país tiene una riqueza natural extensa, la investigadora auriverde apuntala que la educación y el trabajo en conjunto de la academia con la administración pública redituarán en bajar los índices de desperdicio y desabasto de alimento y, con ello, reducir el número de población en pobreza alimentaria.

Tenemos todo un reto muy grande por combatir, desde nuestras instituciones; gobierno poniendo buenos programas. Tener cuidado de la tala clandestina, cuidar los santuarios. Que pudiéramos como nuestros antepasados, estirar la mano y cortar los frutales, porque nuestra diversidad es bastante amplia. Solamente es cuestión de conciencia, de educación, que nos pongamos todo mundo la pilas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s