LITERATURA INDÍGENA, EL RESCATE DE LAS LENGUAS ORIGINARIAS

Los retos de la literatura escrita en lengua indígena

Carlos Escutia.

Atardeceres                                                                                     Atardecer del universo                                                                Atardecer de una centuria, de una década                                       de un lustro, de un año, de un mes, de una semana,                    de un día de mi instante                                                            Atardecer de mi vida                                                                            ¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte?                                                    No le temo a la muerte porque amo la vida                                        A lo que más temo es morir y no hacer lo que pude haber hecho.                                                                                                               Ya no escucho el barullo del viento                                                     Ya no escucho el murmullo de los árboles                                        Ya no escucho el trinar de los pájaros                                                 Ya no percibo el aroma de las flores                                          Porque todo ha acabado

Este es un poema de Esteban Bartolomé Segundo Romero, originario de Temascalcingo, Estado de México. Desde la década de los 70 escribe literatura en mazahua, su lengua materna.

De niño sufrió discriminación en varias escuelas, no dominaba el español. Incluso, llegó a sentir vergüenza de pertenecer a este grupo indígena. Cuando ingresó a la licenciatura en Antropología por la Universidad Autónoma del Estado de México, retomó conciencia de su origen y comenzó a escribir literatura.

LA TRADICIÓN ORAL

Segundo Romero afirma que en la etnia mazahua hay pocas fuentes históricas, no hay códices o algún otro antecedente de su origen. Tampoco hay sitios arqueológicos. Es en la tradición oral donde se concentra toda la historia.

De acuerdo con Carla Valdespino Vargas, especialista en Estudios Antropológicos de México, en el mundo precolombino no existía literatura como la conocemos actualmente, de ahí que existan pocas fuentes de sus usos y costumbres. Se trataba de testimonios orales que pasaban de generación en generación.

No existía  literatura como la conocemos actualmente, dado que literatura, en sí la palabra, implica letra, por lo tanto implica el alfabeto latino

EL RESCATE DE LA LENGUA INDÍGENA

Yasnaya Elena Aguilar Gil, miembro del Colegio Mixe de Oaxaca, afirma que el concepto de “literatura indígena” no existe, ya que se trata de literatura  escrita en diversas lenguas originarias. Además menciona que no hay distinción porque tratan temas semejantes.

Sin embargo, para Segundo Romero escribir en mazahua ayuda a que la lengua no se extinga, que siga estando viva.

Es una de las formas cómo nosotros podemos aprovechar para difundir nuestra forma de pensar, nuestra cosmología,ideología, nuestra identidad como una ventana que se abre a través de la literatura. Siempre ha habido literatura indígena, solamente que ha sido oral o no se ha cultivado

ACCIONES PARA LA PRESERVACIÓN  DE LENGUAS INDÍGENAS

Esteban Bartolomé Segundo Romero creó la Asociación de Poetas Indígenas Mexiquenses, donde hay escritores de las cinco lenguas originarias del Estado de México. Lo forman alrededor de 15 escritores. Pero, aunque existan estas acciones para mantener las lenguas vivas, sigue presente la preocupación por no perderlas.

A muchos jóvenes les da pena de hablar. Los papás ya no les quieren enseñar porque no quieren que sufran las humillaciones que ellos tuvieron cuando les oían hablar la lengua mazahua. Consideran que es una lengua que está en peligro de extinción como las demás lenguas del país

LA LITERATURA,  UN MEDIO DE RESCATE

De acuerdo con datos del INEGI, en el 2010, en México, 6.7 millones de personas hablaban alguna lengua indígena, lo cual constituye el 6.5 por ciento de los mexicanos.

El porcentaje de la población que habla alguna lengua originaria respecto a la población total del país ha bajado gradualmente. Mientras en 1930 eran 16 por ciento, actualmente, no llega ni al siete.

La literatura escrita en alguna lengua originaria abona a que ese porcentaje no siga cayendo, así lo piensa Esteban Segundo.

La literatura es muy importante, es una fuente de conocimiento, que  permite dar a conocer cómo vemos el mundo, cómo interpretamos el mundo, cómo vivimos, cómo nos relacionamos con la naturaleza, con la cuestión humana . Es una totalidad…es una apertura para dar a conocer lo nuestro.

OTRAS FORMAS DE LITERATURA INDÍGENA

Para Valdespino Vargas, los temas que abordan los que escriben en una lengua indígena se han quedado encasillados. Además, las convocatorias que incentivan la escritura en lenguas originarias están enfocadas a escribir únicamente sobre su cultura.

Si uno revisa todas las convocatorias del gobierno con respecto a los concursos de literatura indígena, siempre los encasillan en que los indígenas solo pueden escribir cantos a la naturaleza o los mitos o los relatos y la tradición oral. Parecería que  los indígenas estuvieran limitados a escribir eso

Dentro de la Universidad Intercultural del Estado de México, una parte de los alumnos que escriben en una lengua indígena, han enfocado sus textos en rescatar las tradiciones y la visión que tienen acerca de la naturaleza. Sin embargo, hay otros que se han influenciado en otro tipos de textos, como los cómics o la producción japonesa, así lo destaca David Gómez Sánchez, especialista en estudios mesoamericanos y académico dentro de esta institución.

 Se han encasillado los conocimientos o la producción literaria de los grupos indígenas a referirse a hablar sobre el sol, sobre la tierra. Los alumnos de la Universidad Intercultural del Estado de México ya están dentro de otro contexto global, como el cómic o toda la producción japonesa, donde empatan las leyendas y relatos histórico

El reto ahora será dejar ese círculo y saltar hacia otros temas, como lo hizo Sol Ceh Moo, escritora maya originaria de Yucatán, cuando publicó en 2009Teya, un corazón de mujer, novela policíaca que narra la vida de un militante comunista en los años setenta del siglo XX.

La coincidencia es que la literatura escrita en lengua indígena tendrá que expandirse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s