POTROS CONSIGUEN LA GLORIA

POTROS CAMPEÓN, ORGULLO VERDE Y ORO

Oscar Villa.

Después de caer ante Loros Colima, los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México, disputaron la final por el ascenso en la misma instancia  aunque con un rival viejo conocido: Tampico Madero.

El deseo de trascender en una división superior en el fútbol hizo que los universitarios se reforzaran.

Se incorporaron Enrique Manica y Abraham Torres Nilo como una auténtica cortina de acero en la defensa.  El cafetalero Wilber Rentería, como pulmón de la media cancha y el fiel escudero del quijote, Emmanuel Arriaga. El cuadro de Omar Ramírez Lara se fortaleció.

LOS PRIMEROS 90 MINUTOS

El primer duelo ante los Jaibos tendría como escenario el estadio más original del mundo, con nombre de leyenda del fútbol americano oro y verde, Alberto “Chivo” Córdova.

La lluvia  fue testigo del único fallo cometido por el arquero de la jaiba, Alejandro Vences, considerado el mejor de la temporada. Wilber Rentería, hombre fuerte y espigado, mandó el balón al fondo de las redes, que se agitaron más por el grito de los 17 mil espectadores que asistieron al encuentro.

Tal cual aparece en el mural “Aratmósfera”, dónde un hombre trata de alcanzar el sol, así Rentería corrió sin que nadie lo detuviera, para llevar el marcador a 1 por 0.

EL JUEGO FUERA DE CASA

El segundo capítulo fue atemorizante. El Estadio Tamaulipas los recibió con un estruendoso saludo. Los auriverdes recibieron mentadas, papeles, botellas y demás objetos que pudiesen herirlos o sacarlos de la zona de concentración.

Pasaron los minutos, las horas, y la gloria cada vez estaba más cerca para los universitarios.

La apuesta que Omar Ramírez Lara había hecho años antes al integrar a jugadores como Manica, Torres Nilo, Rentería daba frutos. La defensa volvió a ser aquel muro infranqueable y Rentería el tornado con ruta variable.

La algarabía inundó los corazones de los aficionados universitarios, los jugadores de la jaiba parecían fantasmas que deambulaban sobre el terreno de juego del Tamaulipas, el monstruo había muerto sin causar ningún daño a los auriverdes.

La felicidad fue opacada cuando un grupo de seudoaficionados irrumpieron el campo. Los festejos tuvieron que esperar.

LA LLEGADA DEL CAMPEÓN

Después de vivir el infierno, el equipo verde y oro recibió el cobijo de la comunidad universitaria en el Patio del Cincuentenario, en sus paredes  están escritas cuatro fechas relevantes de la historia de la UAEM. Ahí también cabría el 15 de mayo del 2016, cuando los once universitarios llevaron al instituto a la perínclita cumbre al obtener el pase a la liga de ascenso.

En las entrañas del edificio más icónico de la UAEM, se coronaría al trabajo de años de Omar Ramírez Lara, David Rangel y su grupo, de todos y cada uno de los jugadores que defendieron el nombre de la casa de los cien arcos.

Las glorias conseguidas y el deseo de representar con orgullo los colores  verde y oro,  han permeado en el futuro, en los pequeños que sueñan con ser como Dante, Arriaga o Estrada.

El camino no fue fácil, vendrán nuevas cabalgatas para lo Potros de la UAEM en diferentes campos de batalla, que nos harán vibrar.

Para escuchar o descargar este reportaje completo, te dejamos el siguiente enlace desde nuestro perfil de SoundCloud:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s