El Jazz, música de libertad para el mundo

Filiberto Palma.

Libertad, eso es el jazz. Expresión que nació de los lamentos de la esclavitud negra, convertidos en música a través del blues, los cánticos religiosos del gospel y el ritmo bailable del ragtime, todo fusionado con la instrumentalización europea de finales del siglo XIX.

Desde hace más de cuatro décadas, el pianista mexicano Daniel Wong fue cautivado por esta música consolidada en Estados Unidos, un país de migrantes, que vió crecer el fenómeno jazzistico en Nueva Orleans, con el swing característico de la percusión, la guitarra y el piano.

Lo que sucedía es que la música jazz es un género que se creó por la raza negra que era la raza más discriminada, y sigue siendo, en los Estados Unidos. Sin embargo hay que ser justos, la música del jazz no nada más es negra, toda la armonía, toda la dexteridad técnica de los instrumentos ¿de dónde viene? de Europa.

LA IMPROVISACIÓN PILAR DEL JAZZ

La improvisación es una de las cualidades que diferencia al jazz de otras propuestas musicales. Pese a tener una partitura, el músico no se apega estructuradamente a ella, adorna la melodía con libertad y puede modificarla dentro de un marco armónico.

Esteban Herrera, pianista y compositor del género, califica al jazz como una expresión que agiliza la mente del ejecutante y escucha, además de estar siempre abierta a otros ritmos.

El jazz es una música que le da importancia, tal vez principal, a la improvisación. También podría ser parte de la definición que sea música instrumental, no es obligatorio de hecho hay mucho jazz que es vocal pero sin lugar a dudas lo que ha hecho mucho el jazz en su evolución ha sido enfocarse en el instrumentista.

EL JAZZ EN AMÉRICA LATINA

El jazz se ha enriquecido con la sonoridad de muchas naciones, lo que ha permitido su evolución. Su unión con la samba dio origen al Bossa Nova y con los ritmos del caribe detonó en el jazz afrocubano.

La cumbia, el tango o el danzón también han sido parte de las fusiones con que se ha afianzado el Latin Jazz, subgénero definido formalmente en la década de 1940.

El bajista peruano y ganador de dos premios Grammy, Óscar Stagnaro, apunta que el jazz latino cuenta con diversas áreas de oportunidad, principalmente enfocadas en la escolarización y promoción.

De esta manera estamos buscando un intercambio en Latinoamérica, silenciosamente, invisiblemente pero con muchos resultados, lo que quiero decir es que si existe pero todavía no está a flote porque somos pocos, pero nosotros estamos avanzando a nuestro propio esfuerzo.

Historiadores ubican la llegada del jazz a México entre los años veinte y treinta del siglo XX, a través de los salones de baile, el teatro, el cine y  la radio.

Miguel Francisco Cruz Lorenzo, Coordinador del programa de jazz y música popular de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, explica que este género musical fue aceptado primero por los jóvenes, quienes vieron en él un espacio de liberación estética, e incluso, social.

En México va en un auge bueno, yo creo desde los años setentas y ochentas empiezan a nacer grandes músicos jazzistas, hay una gama muy importante, hay una generación de jazzistas en México que se hicieron independientemente de la ciudad de México, en Veracruz, Oaxaca,  y en el norte del país.

Mexicanos como Tino Contreras, Eugenio Toussaint o Magos Herrera, aparecen en la escena jazzística mundial con las leyendas de este género como Louis Armstrong, Billie Holiday, Charlie Parker o Miles Davis.

Si te interesa escuchar o descargar este reportaje completo, te dejamos el siguiente link:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s