José Alfredo Jiménez inmortalizó a Toluca en “Soy toluqueño”

La identidad de los originarios de Toluca, reforzada con canción popular

Filiberto Trinidad.

No forma parte de las recopilaciones de grandes éxitos de su autor José Alfredo Jiménez, pero describe al frío como acompañante de las mañanas y noches de un valle a casi tres mil metros de altura sobre el nivel del mar, coronado por un viejo volcán en cuyo interior viven dos lagunas.

José Luis Fabela García, escritor y ex profesor universitario es estudioso de la obra artística de “El Rey” y comenta que el autor guanajuatense quería escribir una melodía que retomara algún pasaje, lugar, costumbre o personaje de cada estado de la república y por ello decidió escribir “Soy toluqueño”.

No tanto destacar en lo general un recuento del estado, sino a veces pescar una costumbre, una frase, una ciudad, destacar una leyenda

EL PASO, POCO CONOCIDO DEL AUTOR POR LA CAPITAL MEXIQUENSE

Pocos saben, pero José Alfredo Jiménez vivió en Toluca alrededor de 10 años y aquí procreó dos hijos con María Luisa Medel; su residencia estaba por los rumbos de Casablanca en Metepec, seguramente fue a partir de sus visitas que el compositor tomó la inspiración para la canción.

El también autor de “Qué bonito amor: un hombre que amó el amor y lo convirtió en canción”, José Luis Fabela recordó que Jiménez, incluso llegó a cantar en la Plaza de los Mártires como parte de la “Imponente caravana de estrellas internacionales” que organizaba la cervecería Corona.

INSPIRACIÓN DE LA MELODÍA TOLUQUEÑA

Registrada el 23 de diciembre de 1954 y grabada por el artista seis años después como “Yo soy toluqueño” o “Soy toluqueño” es una canción que con sus versos describe a los habitantes de una ciudad que bebe pulque y mosquitos, el clásico licor de naranja.

Pero además habla de la bravura contenida de los hombres de Toluca, de aquellos a quienes si se buscan se encuentran. Fabela García añade que pese a la gran popularidad del cantante del pueblo, pocos son los que saben de la existencia de esa canción, sin embargo, él ha tratado de difundirla.

LABOR DE DIFUSIÓN DE LA IDENTIDAD CON “SOY TOLUQUEÑO”

Debido a la poca difusión de la melodía, “Soy toluqueño” no ha alcanzado la trascendencia que tienen otros temas que son incluso íconos de la identidad mexicana, tal como esta canción que habla de los habitantes del antiguo valle matlatzinca.

Por eso, José Luis Fabela ha asumido el compromiso de cantarla a donde vaya y también desde su propia trinchera, el “Rincón del Beso“, la peña bohemia de Zinacantepec, un lugar que abrió desde hace más de una década para difundir la obra de José Alfredo Jiménez.

Las canciones de José Alfredo generan identidad, identidad con los sentimientos

En aquel recoveco de la bohemia mexiquense, el “Rincón del Beso“, reside el legado del compositor, aquel que dejará en las tierras altas de un valle cuyo viento hiela.

Para escuchar o descargar este reportaje completo, te dejamos el siguiente enlace: 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s