Reducción de periodos de campaña; uno de los cambios electorales en los actuales comicios

Jacqueline Valderrabano.

Las campañas políticas de 2015 se viven bajo un nuevo esquema. A diferencia de hace tres décadas, el proceso electoral da cuenta de más opciones políticas y la reducción de tiempos destinados a la persuasión y difusión de las plataformas políticas.

La finalidad es influir en la decisión de los ciudadanos a la hora de emitir su voto.

Con la reciente reforma político-electoral, la elección presidencial en México se redujo de 180 a 90 días y para diputados federales de 71 a 60 días.

En el ámbito local, referente a la votación para ayuntamientos y diputaciones locales, disminuyó de 90 y 60 a 34 días, explicó Eduardo Rodríguez Manzanares, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México.

“La duración de las campañas ha sido un tema toral para los propios partidos políticos pero también para la ciudadanía. Desafortunadamente es mucho tiempo para un desgaste que se ve por parte de los actores políticos”.

Entre los países de América Latina, México ha sido considerado como uno de los que mayormente han dedicado tiempo a procesos electorales, superando a Brasil y Chile, cuyos periodos son de 90 y 30 días, respectivamente.

Mientras, para los institutos y aspirantes políticos las campañas son pieza fundamental, para los ciudadanos son decadentes, costosas e informan poco a la población.

“Me parece que no estamos ganando mucho nosotros como ciudadanos, porque no estamos viendo diferencias, aunque hoy tenemos cortos tiempos para los periodos de campaña, no hay nada nuevo en los mensajes”.

Para el especialista en procesos electorales de la UAEM, la reforma será objeto de evaluación y modificación con miras al 2018, principalmente en el apartado de extensión y regulación de las campañas electorales.

“Y entonces esto es un círculo vicioso y en lugar de avanzar y tener reformas de gran calado pues nos volvemos a quedar en un lugar pequeño”.

Leticia Heras Gómez, también investigadora de la Autónoma Mexiquense, añade que ante la falta de confianza e identificación entre los candidatos y el electorado, la reducción de tiempos para campañas electorales sólo sustituyó la extensión con intensidad, provocando mayor confusión , lo que puede derivar en el abstencionismo.

Durante esta disminución de periodos, las cibercampañas crecieron. Los aspirantes políticos hicieron un uso extensivo de las redes sociales, sin embargo, a decir de la profesora auriverde faltó estrategia y no aprovecharon los espacios carentes de regulación electoral.

“Vamos a estar escuchando durante menos tiempo más spots, lo que llaman la spotización. Una barbaridad de millones de spots”

Descarga o escucha este reportaje, en el siguiente enlace de nuestro perfil de SoundCloud: 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s