Excavan arqueólogos universitarios para encontrar el origen de Toluca

Filiberto Palma.

Investigadores y estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) son partícipes de una excavación en el cerro del Toloche que busca descifrar los secretos sobre el origen de la capital mexiquense.

Picoletas, cucharillas, pinceles de cerda blanda, así como brochas de pelo de camello, son parte de los instrumentos que tres arqueólogos egresados de la UAEM, utilizan durante varias horas al día para excavar en el montículo, que de acuerdo con creencias indígenas es el hogar del dios Tolo, quien da nombre a la ciudad de Toluca.

Rosalia Huerta Sumano, Teresa Domínguez Arizmendi y Oscar Anides Hernández, han descifrado varios de los secretos que esconde este centro cívico ceremonial prehispánico.

«Por los vestigios podemos decir que era un área cívico ceremonial, lo más seguro es que era un templo. En este sitio desde lo que es el recorrido de superficie, encontramos lo que es catorce vasijas completas, además de unos raspadores que se utilizaban para raspar lo que es el maguey, ubicamos lo que que la plataforma principal de este sitio».

Vista del Cerro del Toloche en la ciudad de Toluca/RIUAEMEX
Vista del Cerro del Toloche en la ciudad de Toluca/RIUAEMEX

LOS VESTIGIOS DEL TOLOCHE CORRESPONDEN AL AÑO MIL

Escasos kilómetros son los que separan a esta zona arqueológica del Palacio de Gobierno del Estado de México, la cual se remite al periodo postclásico temprano, señaló Ricardo Jaramillo Luque, delegado del Centro estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y co-director de esta investigación.

«Ha tenido muy buenos resultados en cuanto a la exploración, efectivamente si es una zona muy importante, es donde está la estructura que seguramente albergo el templo dedicado al dios Coltzin o Tolotzin que es la deidad principal en el panteón prehispánico de la cultura matlatzinca, que es la originaria de esta cabecera municipal».

SE PRESUME LA EXISTENCIA DE UN CENTRO CEREMONIAL

  • A principios del siglo XX el arqueólogo mexicano José García Payón, con base en sus recorridos a zonas como Calixtlahuaca,  Malinalco y Toluca, fue el primero en reportarlo.
  • Fue en el año 1999 cuando inició el proyecto de excavaciones encabezado por el Instituto Mexiquense de Cultura y la UAEM.
  • Se han encontrado estructuras prehispánicas, ofrendas con huesos tallados y piezas de cerámica.
  • Se proyecta convertir esta zona arqueológica en un destino turístico que permita a las nuevas generaciones conocer más de su pasado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s